_
_
_
_

El contrato de la obra en la que murió un hombre en Granada impedía subcontratar

El Ayuntamiento ofrece ayuda a la familia del inmigrante fallecido

El contrato por el que el Ayuntamiento de Granada adjudicaba a la empresa Restauraciones y Demoliciones el derribo de la vivienda de la Cuesta de Gomérez en cuyas labores murió el martes pasado un obrero ecuatoriano no permitía la subcontratación, según el alcalde, José Torres Hurtado (PP), quien añadió que la empresa adjudicataria no informó de la delegación de obras. La Corporación contactó ayer con un hermano de la víctima, al que ofreció ayuda económica para el entierro o la repatriación del cadáver del inmigrante.

La actuación del Ayuntamiento tras el suceso, en el que perdió la vida el ecuatoriano de 29 años Guillermo Estalin, al parecer en situación ilegal en el país, ha consistido en el estudio de la situación administrativa del expediente de adjudicación, en el que el Consistorio ha cumplido con su parte, según el alcalde.

El Ayuntamiento no vigiló el proceso de demolición a través de un técnico municipal porque el expediente ya adjudicaba esa labor a un director técnico y a otro de seguridad, por lo que "la responsabilidad de lo que pudiera ocurrir en la obra era de la empresa", agregó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_