Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ATLETISMO | Dopaje

Suspensión provisional de Kenteris y Thanou

Cuatro meses después de unos Juegos Olímpicos de Atenas que se pasaron en un hospital de la capital helena, Costas Kenteris y Ekaterina Thanou, las dos grandes estrellas griegas, han sido suspendidos provisionalmente por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), a la espera de que en las próximas semanas sea su propia federación nacional la que decrete la sanción definitiva: dos años por dopaje.

Ni Thanou, subcampeona olímpica de los 100 metros en Sidney 2000, tras la ahora también investigada norteamericana Marion Jones -envuelta en el caso Balco-, ni Kenteris, campeón olímpico de los 200 metros en la misma cita, han dado positivos en un control, pero a ambos se les acusa de haber burlado tres intentos de controlarles por sorpresa entre julio y agosto en Tel Aviv (Israel), a petición de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA); en Chicago (Estados Unidos) a instancias de la IAAF, y el 12 de agosto, ya en la Villa Olímpica. En todos los casos, el comité especial de la IAAF, que mantuvo una teleconferencia el lunes, les acusa de haber "suministrado datos falsos sobre su localización" para no tener que someterse a ellos.

El último control fallido, en la víspera de la inauguración de los Juegos, les costó su expulsión de la cita ateniense y fue el origen de toda una rocambolesca historia a varias bandas por la que la fiscalía ha solicitado su procesamiento.

Según el pliego de cargos, los dos atletas simularon un accidente de moto la noche del día 12 cuando, según su declaración, se dirigían precisamente a la Villa Olímpica para someterse al control.

La fiscalía, que solicita penas de prisión para ambos y para su entrenador, Christos Tzekos, les acusa además de haber fingido lesiones para poder recluirse en un hospital de la capital griega, en el que incluso contaron a lo largo de varios días con la complicidad de algunos médicos, que se inventaron partes con diversas lesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 2004