Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francfort ofrece 1.950 millones para comprar la Bolsa de Londres

El parqué británico rechaza la oferta, pero no se cierra a una mejor

La empresa que gestiona la Bolsa de Londres, London Stock Exchange (LSE), rechazó ayer una oferta de compra por 1.350 millones de libras (1.950 millones de euros) presentada por la firma gestora de la Bolsa de Francfort, Deutsche Börse. Pese a su rechazo inicial, aparentemente táctico, Londres ha aceptado entablar conversaciones con su rival alemán, una decisión que disparó un 25% su cotización.

Ambas compañías formaron una alianza en 1998 e intentaron fusionarse en mayo de 2000, pero aquella operación se frustró debido a los interrogantes que planteaba desde el punto de vista de la competencia y por la reacción hostil de un tercer competidor, la sueca OM. LSE es el primer mercado bursátil europeo, con una capitalización de dos billones de euros, por delante de Euronext, la sociedad creada en marzo de 2000 para agrupar la gestión de los mercados de París, Ámsterdam y Bruselas, que suman una capitalización de 1,7 billones de euros. Deutsche Börse gestiona una capitalización de 856.000 millones.

La oferta de Deutsche Börse fue presentada este fin de semana de manera informal por el director ejecutivo de la firma alemana, Werner Seifert, que nunca ha ocultado su voluntad de replantear el acuerdo que falló hace cuatro años, y anunciada ayer a primera hora de la mañana. Deutsche Börse ha ofrecido 530 peniques por acción, lo que significa un total de 1.350 millones de libras y una prima del 23% respecto a los 430 peniques a que cotizó LSE al cierre del mercado el viernes pasado.

La compañía británica rechazó cortésmente la oferta, pero dejó abiertas las puertas a una posible contraoferta. En un comunicado difundido ayer, LSE dice que le oferta "infravalora la compañía y las sustanciales sinergias que podrían generarse con la combinación de LSE con otro gran grupo extranjero del mercado de valores".

Incrementar la oferta

Aunque el consejo subraya "las fuertes perspectivas de crecimiento" de la compañía y su firme compromiso de mantener LSE "como un grupo independiente", acepta finalmente mantener conversaciones con Deutsche Börse ante la posibilidad de que éste "incremente significativamente su oferta".

El mercado rebotó de inmediato la cotización de LSE hasta los 537 peniques por acción, lo que significa un incremento del 25% respecto al viernes pasado y de algo más del 50% del precio que marcaban las acciones de LSE en la última semana de octubre, cuando empezaron los primeros rumores de que Deutsche Börse preparaba una oferta. Las acciones de la firma alemana cayeron un 4%, hasta 42,75 euros.

La integración de ambas compañías podría despertar reticencias entre las autoridades europeas de la competencia, pero los expertos consideran que serían problemas superables y que de hecho la situación es más favorable ahora que hace cuatro años, porque en la actualidad ambas compañías cotizan y antes eran las empresas que utilizaban sus servicios las propietarias directas de su capital.

Algunos analistas señalan que LSE tiene dudas sobre la conveniencia de aliarse con una firma de estructura vertical mientras otros apuntan que es difícil esperar que Deutsche Börse aumente su oferta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2004