Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maradona vuelve a Argentina a pasar la Navidad

BUENOS AIRES

El ídolo futbolístico argentino Diego Armando Maradona llegó el domingo a Buenos Aires, tras 74 días de tratamiento en Cuba contra su adicción a las drogas, para pasar con sus familiares las fiestas navideñas. El ex capitán de la selección argentina llegó desde La Habana vía Panamá, y abandonó el aeropuerto bonaerense sin hablar con los periodistas que lo esperaban.

Un barbudo y desaliñado Maradona fue recibido por sus hijas Dalma y Giannina, el novio de ésta, y su ex esposa Claudia Villafañe. El viaje fue autorizado por el Centro de Salud Mental (Censam) de la capital cubana, donde el Diez estaba internado desde el pasado 20 de septiembre, tras tres meses de tratamiento psiquiátrico en su país.

Sin embargo, no cuenta con el visto bueno de Alfredo Cahe, su médico personal. Cahe conjeturó que quizá el viaje, que implica la interrupción del tratamiento, se haya permitido porque la familia no ha podido viajar frecuentemente a Cuba "y tal vez Diego extrañe un poco". El médico reveló que Maradona "sufre altibajos" en su tratamiento, pero consideró que eso es normal en casos como el suyo.

Nacido el 30 de octubre de 1960 en la humilde Villa Fiorito, un barrio marginal en las afueras de Buenos Aires, Maradona celebró recientemente en La Habana sus 44 años acompañado por sus hijas y otros familiares.

La capital cubana ofrece a Diego condiciones que no encuentra en su propio país ni en la mayoría de los lugares donde el fútbol es vivido con pasión, porque en ellos sufre un constante acoso de aficionados y periodistas. El Censam, una clínica administrada por el Ministerio del Interior de Cuba, es una institución que no permite el contacto del paciente con el exterior mientras se encuentra en tratamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de diciembre de 2004