Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA DE ETA

Desactivado en Almería un artefacto con una nota de ETA

La Guardia Civil desactivó ayer por la tarde en Almería un artefacto explosivo que contenía "una cantidad inferior" a los 200 gramos de amonal, y que estaba colocado en una fiambrera, metida a su vez en un maletín, junto a una nota con las siglas de ETA, informa Europa Press. El artefacto, hallado por la policía en la plaza de España del barrio de Ciudad Jardín, se encontraba programado para estallar mediante un temporizador a las 13.30 del próximo lunes, día de la Constitución, según informó el Ministerio del Interior.

El grupo Especialista en Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (Gedex) logró neutralizar el artefacto sin que llegara a explotar y sin que se produjeran daños materiales y personales.

A través de un comunicado, el departamento que dirige el ministro José Antonio Alonso condenó este tipo de actos y reafirmó su voluntad "de no ceder ni un solo milímetro en la lucha contra el terrorismo". Asimismo, trasmitió un llamamiento a la calma del ministro, quien además, solicita la confianza de la sociedad española tanto en las fuerzas de seguridad como en las instituciones de derecho que, según subraya el comunicado, "continuarán trabajando hasta la desaparición definitiva del terrorismo".

Bombas como en el verano

Por otra parte, el explosivo utilizado por ETA en las bombas colocadas en cinco gasolineras de los alrededores de Madrid el pasado viernes era nitrato amónico, según informó el Ministerio del Interior tras los análisis realizados por los expertos en desactivación de explosivos de la policía.

Cada una de las cinco bombas, informa Vasco Press, estaba formada por entre 50 y 200 gramos de explosivo. Los artefactos tenían un sistema de activación mediante temporizadores eléctricos alimentados por pilas de tres y nueve voltios. Este sistema permite a los terroristas programar la explosión con varias horas de antelación, de forma que se encuentren lejos del lugar del atentado cuando éste se produce.

Los cinco artefactos explosivos fueron colocados en las estaciones de servicio situadas en la Nacional 5, al lado de la subestación eléctrica de la Casa de Campo, en un caseta; en la M-607, zona de Colmenar Viejo, enterrado bajo un árbol; en la A-3, en el Campus de Vallecas, en unos matorrales; en la A-6, junto al hipódromo, en un seto; y en la A- 42, junto al tanatorio, en un contenedor.

El Ministerio del Interior ha señalado que las sustancias explosivas utilizadas el viernes son similares a las que componían los artefactos que ETA empleó en la campaña de atentados del pasado verano en Cantabria, Asturias y Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de diciembre de 2004