Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Gunder Hägg, atleta sueco que logró 15 récords mundiales

Con la muerte de Gunder Hägg, ocurrida el pasado sábado en la ciudad sueca de Malmoe a la edad de 85 años, desaparece uno de los grandes ídolos del atletismo de todos los tiempos. Obviamente, en Suecia, pero también en el resto del mundo, por aquellos que fueron testigos de sus hazañas, como también las generaciones posteriores que supieron de ellas, se le ha recordado en estos días con la admiración y el cariño que suelen despertar los grandes deportistas.

Ningún atleta sueco y muy pocos en la arena internacional pueden ofrecer una lista de 10 récords mundiales en una sola temporada, como lo hizo Hägg, en un periodo de sólo tres meses, en 1942. Ese mismo año, Hägg se convirtió en el primer atleta que bajaba de 14 minutos en los 5.000 metros. Ya en 1937, cuando sólo contaba 19 años, tras un entrenamiento normal durante dos años, era considerado un corredor de élite en su país. Antes había comenzado sus primeras rondas en las colinas de los bosques de Albacken, en Jämtland, donde vivía con su familia campesina y en la que su padre, Nils, le tomaba el tiempo con un despertador, mejorando a veces la marca algún minuto para que el hijo se sintiera más estimulado.

Él mismo escribió en Diario de Gunder Hägg, publicado en 1952: "Durante el invierno corría mucho sobre la nieve para fortalecer mis músculos y cuando me mudé a la región de Escania, al sur, me entrenaba sobre tierra arada, lo que era más pesado que hacerlo sobre la nieve".

Una gira por las pistas de Estados Unidos, en 1943, lo catapultó a la fama internacional. Ganó las ocho carreras en las que compitió y fue bautizado por ello con el título de "Gunder the wonder" (Gunder la maravilla) como el primer atleta del mundo. Dos años después, el 17 de julio de 1945, Hägg estableció un nuevo récord mundial de la milla con una marca de 4m 1,4s, que permaneció imbatida durante nueve años, hasta que el británico Roger Bannister bajó por vez primera de los cuatro minutos con una marca de 3m 59,4s.

Entre 1944 y 1946 compitió por el Malmoe Club y fue entonces cuando, junto con otros corredores, fue descalificado por haber recibido dinero como premio a su prestación, en tiempos en que regían las normas del amateurismo en el atletismo. Cuando fue nuevamente sancionado, en 1946, fue la ocasión para el retiro definitivo. Dejaba tras de sí 15 récords mundiales, por los que recibió el reconocimiento del pueblo sueco, que lo alentó siempre, numerosas medallas y también un historial glorioso.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2004