Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Marc Gené, en Ferrari

El piloto español debutará hoy como probador de la firma automovilística italiana de Maranello para el próximo año

En un escueto comunicado, la escudería Ferrari anunció de forma oficial la contratación del español Marc Gené como piloto de pruebas para 2005. Gené se une al italiano Luca Badoer en el equipo de probadores de la firma de Maranello. El de Sabadell (Barcelona) debutará con su nuevo bólido a partir de hoy, en la sesión de pruebas que Ferrari y otras siete escuderías realizarán esta semana en el circuito catalán de Montmeló.

"Cuando me he visto todo vestido de rojo, casi no me lo creía. Ha sido una tarde muy intensa y, aunque estábamos hablando desde hacía unas semanas, cuando me han llamado para que fuese al Circuit de Catalunya a realizar el asiento del monoplaza pensé que era imposible", confesó Gené.

"Cuando me he visto todo vestido de rojo, casi no me lo creía. Pensé que era imposible"

Las conversaciones entre Gené y Ferrari se iniciaron unos días después de que Franck Williams decidiera no renovarle el contrato. El catalán llevaba cuatro años como piloto de pruebas de la escudería británico-alemana y en tres ocasiones se había subido al coche para pilotarlo en carrera. La primera vez fue en 2003, para sustituir al alemán Ralf Schumacher. Entonces corrió el GP de Italia, en Monza, y concluyó en la quinta posición, la mejor clasificación de su trayectoria en la F-1. Este año volvió a ocupar el Williams de Ralf en dos carreras, cuando el menor de los Schumacher sufrió una rotura de dos vértebras en un accidente en Indianápolis. Sin embargo, esta vez las cosas no le salieron demasiado bien. Gené acabó el décimo tras sufrir un problema en el embrague, registró problemas mecánicos y concluyó el 10º y el 12º respectivamente. "Estoy decepcionado", dijo entonces; "sé que me jugaba mucho y las cosas no me han salido bien". El resultado de aquello fue que Frank Williams dio paso al segundo probador, Antonio Pizzonia, para las siguientes carreras. Gené inició un declive incomprensible en la escudería. Hasta que Williams no le renovó el contrato.

"Me sabe mal", explicó Gené, "porque el trato que he recibido en BMW Williams ha sido siempre exquisito". Sin embargo, ya entonces, el vallesano estaba barajando varias opciones para la próxima temporada: algunas para coger un volante, aunque en los equipos más pobres, y la más importante, la de convertirse en probador de Ferrari. "Lo que no quiero es dar pasos atrás", aseguró. La opción de luchar en la parte baja de la parrilla no suele interesar a los pilotos que han probado el caviar de la F-1. Su salto de Williams a Ferrari es un paso de calidad. Mejor coche, más pruebas, mejor sueldo y más prestigio personal.

Un sueño para un piloto que, como la mayoría, se inició en las carreras dekarts hasta que logró ser campeón de España en 1990. Progreso rapido en las fórmulas de promoción y fue considerado el mejor novato del Campeonato Británico de F-3 en 1994. Lo que realmente cambió su vida fue ganar en 1996 la primera edición de las World Series Nissan. Ello le concedió la oportunidad de probar un F-1. Minardi se lo quedó. Allí estuvo dos temporadas como piloto oficial (1999 y 2000) y consiguió sus primeros puntos en el Mundial. Hasta que Frank Williams le fichó como probador.

Ahora, Ferrari estima que Gené es uno de los mejores probadores del mundo y no olvida que conoce a la perfección a uno de sus grandes rivales, Williams, y a los neumáticos de la competencia, Michelin. Sabe que ficha a un piloto fiable, inteligente -diplomado en empresariales en una universidad británica-, rápido y excelente analista mecánico. Gené podría incluso trabajar en el desarrollo del futuro motor 2.4 V8 con el que deberá correrse a partir de 2006.

Radiante después de que el equipo le explicara que hoy mismo debutaría a los mandos de un monoplaza Ferrari en Montmeló, Gené confía en poder demostrar dentro de la escudería más laureada de la Fórmula 1 sus años de experiencia en la competición. "Personalmente, espero aportar todo mi bagaje, que ha sido determinante para que me hayan escogido", explicó Gené. "Creo que esta experiencia ha sido determinante para escogerme y daré lo mejor de mí mismo", añadió.

El piloto catalán demostró, además, sus ganas por adaptarse cuanto antes al ritmo de trabajo del equipo italiano. "Me he sentido muy integrado durante el día de hoy [por ayer]. Todos los ingenieros y miembros del equipo con los que me he cruzado me han mostrado su apoyo y ayuda para lo que sea necesario y me han recibido muy bien", comentó el español desde el Circuit de Catalunya.

El piloto de Sabadell comenzará hoy mismo esta nueva andadura en la Fórmula 1 "vestido de rojo", ayudando en la puesta a punto de los monoplazas que pilotarán los corredores oficiales de Ferrari, el campeón alemán Michael Schumacher y el brasileño Rubens Barrichello. "Me alegra el hecho de preparar un monoplaza número uno [Michael Schumacher], que siempre opta a la victoria", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2004