Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:TEATRO

'Romeo y Julieta', según Lope de Vega

La Compañía José Estruch y la directora Aitana Galán representan en Madrid Castelvines y Monteses, obra basada en la novella de Bandello que inspiró también a Shakespeare. El drama de Lope, poco conocido y representado en España, difiere en algunos aspectos del shakespeariano, como en el desconcertante final. La pieza se representa hoy en el Teatro de la Resad.

La tragedia Romeo y Julieta y la comedia dramática Castelvines y Monteses son dos gemelas que tuvieron fortunas muy distintas. La obra de Shakespeare ha alcanzado una fama universal; la de Lope, menos conocida en España que fuera, se representa rara vez. Porque ambos autores bebieron de la misma fuente, sus criaturas nacieron simétricas. Basada en una leyenda medieval, la historia de los dos amantes fue novelada por Masuccio Salernitano en el siglo XV y reescrita libremente por Luigi Da Porto, que trasladó la acción a Verona. Matteo Bandello, obispo de Agen y amigo de juventud de Da Porto, se apropió de su obra, le dio otro tempo y carácter, y la tituló: La sfortunata morte di due infelicissime amanti che l'uno di veleno e l'altro de dolore morirono, con vari accidenti. La traducción inglesa cayó en manos de Shakespeare, con el resultado que todo el mundo conoce, y la castellana en las de Lope, que escribió Castelvines y Monteses, comedia que se representa hoy en el Teatro de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, con dirección de Aitana Galán. La pieza de Lope es una sorpresa. No hay memoria de la última vez que se representó en España, pero su directora ha documentado estrenos relativamente recientes en Argentina, Italia, Grecia y Rusia. La peripecia que viven Roselo y Julia, sus protagonistas, corre en paralelo a la de Romeo y Julieta, salvo en las últimas escenas, donde Lope pone rumbo hacia un final feliz.

Romeo y Julieta comienza con una batalla campal en las calles de Verona. Lope se la ahorra y planta a Roselo, a Marín, su criado, y a su amigo Anselmo (que juegan papeles equivalentes a los de Benvolio y Mercutio en la pieza de Shakespeare) directamente en la puerta de los Castelvines, dispuestos a colarse en su fiesta de máscaras. En la escena de la fiesta, Lope gana a Shakespeare por la mano: Julia tiene enamorado a su primo Otavio, pero se queda prendada de Roselo y, mientras habla con aquél, se dirige a éste, que está a sus espaldas: "Habla conmigo y el necio, / piensa que le da favor", exclama Roselo, admirado del ingenio de su enamorada. La protagonista de Shakespeare es una adolescente de 14 años, un manojo de emociones que apenas gozará una noche del amor de Romeo. La Julia de Lope no es tan niña, sortea la adversidad con inteligencia y consigue dormir con Roselo cada noche durante dos meses, sin que nadie se entere. Fray Lorenzo, franciscano en torno al que los enamorados shakespearianos tejen su estrategia, no aparece en la obra de Lope. Roselo explica que va a recurrir "al beneficiado Aurelio" para que los case en secreto, pero se cita con él fuera de escena. También Julia recurre a Aurelio para que le administre un bebedizo con el que escapar de la boda con el conde Paris, que su padre le impone. "Lope habla de un beneficiado de la Iglesia (los beneficiados no vestían hábito) porque no podía sacar a escena a un cura que engaña a los padres de los amantes y que hace pociones como si fuera un brujo: por temor a la Inquisición", dice la directora del montaje.

Mercutio y Teobaldo, en Ro

meo y Julieta, no necesitan pretexto para combatir: son todo ganas de bronca, parece que estuvieran sobre ascuas. En Castelvines y Monteses, Otavio saca la espada porque sus rivales le dan motivo y la escena de la cripta, trágica en Shakespeare, aquí es pura comedia. A base de melodía, a veces, los versos de Lope chispean concepto. En esta pieza hay un elogio de la cobardía y una promesa de fidelidad en la que Celia, criada de Julia, dice a Marín, con convicción inapelable, lo contrario de lo que espera oír: "No lo están tanto una rueda, / una nube, un viento, un dado / como yo mientras tú quieras". La versión que presenta la Compañía José Estruch, elaborada por Darío Facal, se separa del original hacia el desenlace de la tercera jornada, donde Lope le da un giro inesperado a la acción: seguirlo hasta el fin hubiera requerido un reparto mucho más amplio. Después de todo, es justo en ese punto donde Lope diverge de Bandello, y donde extraña y desconcierta.

Castelvines y Monteses. Teatro de la Resad. Avenida de Nazaret, s/n. Madrid. 13 de noviembre. A las 18.30.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de noviembre de 2004