Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mutu, con peligro de cárcel en su país

La Fiscalía del Alto Tribunal de Casación y Justicia de Rumania podría decidir una investigación en el caso del internacional Adrian Mutu, después de que éste reconociera en declaraciones a la prensa haber consumido drogas. La portavoz de esta Fiscalía, Simona Frolu, señaló que si los fiscales decidieran esto, Mutu será interrogado en un proceso penal junto a varios testigos, entre ellos la actriz pornográfica Laura Andresan que declaró a la prensa saber que el futbolista tomaba cocaína desde hacía un año. En Rumania el consumo de drogas está castigado con la cárcel, pena que puede ser suspendida de manera condicional, considerándose que el culpable necesita hospitalización para seguir un tratamiento de desintoxicación.

Éste no sería el primer caso de un personaje importante en el país que se ve implicado en asuntos de drogas. Precisamente la tenista Raluca Sandu, hija del presidente de la Federación Rumana de Fútbol; su primo Robert Mircea Sandu; Ion Ion Tiriac, hijo del presidente del Comité Olímpico Rumano y ex tenista, Ion Tiriac, y la cantante Ileana Lazariuc, están siendo investigados por consumo de drogas en un proceso denominado cocaína para VIP.

Adrian Mutu, de 25 años, llegó el pasado sábado a Rumania, tras ser suspendido siete meses por la Federación Inglesa y despedido por el Chelsea tras una prueba positiva con cocaína.

Lo curioso es que esta reacción judicial se produce al día siguiente de que el seleccionador rumano de fútbol, Anghel Iordanescu, hiciera unas declaraciones en las que ofrecía el cargo de ayudante del equipo nacional a Mutu, lo que chocaría frontalmente con esta persecución oficial. Parece improbable que la federación mantenga la proposición de Iordanescu en estas condiciones. El seleccionador comentó que se debía dar otra oportunidad al jugador, porque "cualquiera puede cometer error".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de noviembre de 2004