Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telemadrid registra la audiencia más baja desde hace 10 años

La media de la televisión autonómica se sitúa en el 14,9%

El año 2004 está siendo uno de los peores para Telemadrid en términos de audiencia. El canal autonómico ha registrado hasta el momento una media del 14,9%, el porcentaje más bajo desde 1993 (18,8%) y dos puntos menos que en 2003. Además, la mayoría de los programas puestos en marcha por el equipo de Manuel Soriano están por debajo de la media. "Nuestro modelo no es la audiencia por la audiencia. Hemos renunciado a todo lo que tenga que ver con la telebasura", justificó un directivo de la cadena.

En 10 meses, desde que Soriano tomó las riendas de Telemadrid, la audiencia del canal autonómico ha caído dos puntos. En diciembre de 2003, la media era de 16,6% frente al 14,5% del pasado mes. El récord negativo corresponde a junio, con un histórico 12,9%. Telemadrid minimiza el descenso al tomar como referencia noviembre (15,6%).

Contrariamente a lo que ocurre en otras cadenas, el fútbol y el cine son las principales armas de Telemadrid para enganchar espectadores. En lo que va de temporada (del 1 de septiembre al 14 de octubre), los datos de Sofres otorgan a los partidos de Liga el 30% de cuota de pantalla y el 20% a El megahit.

La mayoría de las apuestas de producción propia están por debajo de la media. El debate de Telemadrid, al mando de Isabel San Sebastián, ha obtenido en las primeras cinco entregas el 9,1%, y el nocturno Alcalá club, presentado por Toni Garrido, el 8,3%. Tampoco la tertulia Alto y claro, moderada por Curry Valenzuela, alcanza la media, pese a que lleva varios meses de rodaje (11,3% en el periodo analizado). El magacín vespertino Gran Vía de Madrid, pilotado por Marta Robles, ha cosechado el 12,2%. Mejores resultados presentan los concursos, especialmente Metro a metro, presentado por Javier Capitán (20,9%).

Algunas de las apuestas de Soriano se han caído ya de la parrilla, como el matinal Abierto por la mañana, inaugurado en verano por Belinda Washington y visto por una media de 36.000 personas (9,2%) desde el comienzo del curso.

Sometidos a una profunda renovación, los informativos arrojan resultados desiguales. Mientras la primera edición de Telenoticias, con Víctor Arribas, alcanza el 19,3%, la que conduce Luis Mariñas se salda con el 14,2%. Peores son los datos de Germán Yanke en Diario de la noche, que suma 116.000 seguidores (10,2%). Para Telemadrid, éste "no es un mal resultado para ser un experimento" porque "se trata de un cultivo lento".

El comité de empresa es contundente al analizar la evolución de las audiencias: "La apuesta de Soriano ha fallado y los programas de producción propia son un rotundo fracaso". Los sindicatos son especialmente severos con el informativo de madrugada. "En su nuevo horario, la audiencia había subido a 250.000 espectadores de media y Yanke se lo está cargando".

"No es complicado hacer programas que generen audiencia, pero hemos renunciado a la telebasura. Es fácil hacer El zoo de los famosos, pero apostamos por un tipo de televisión al que no están acostumbrados los espectadores", comenta un directivo.

Los trabajadores critican también "el despilfarro del dinero público en la contratación de productoras amigas y colaboradores estrella". La empresa matiza que sólo en Alcalá club, Gran Vía, Metro a metro y De moda participan productoras. Agrega que "tanto los más veteranos de Telemadrid como las jóvenes y prestigiosas incorporaciones representan la imagen de calidad y pluralidad de la televisión que merecen los madrileños".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 2004