Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior considera desmantelada la principal reserva de explosivos de ETA

La fiscalía estudiará el material requisado para decidir si pide la extradición de Antza

La operación policial conjunta entre Francia y España del pasado domingo, que permitió desarticular la cúpula de ETA con la detención de su principal dirigente, Mikel Albizu, Antza, también ha supuesto el desmantelamiento de la "reserva estratégica de armas" de la banda terrorista. En los siete registros a distintas viviendas del sur de Francia se han encontrado cinco almacenes donde los terroristas guardaban 630 kilos de dinamita, 640 kilos de sustancias para fabricar explosivos, 112 granadas y 74 subfusiles. La fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido la documentación intervenida a Mikel Antza para decidir si pide su extradición.

La petición obedece a que la fiscalía quiere apurar todas las vías que puedan incriminar al dirigente etarra para conseguir su extradición. El presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió ayer al Gobierno que solicite la extradición de Antza como "inductor" de decenas de asesinatos en España. El único delito por el que tiene una causa judicial abierta en España es el de integración en organización terrorista, equivalente al que se le puede imputar en Francia, lo que haría inviable la petición.

La extradición de la veterana histórica de ETA Soledad Iparraguirre, Anboto, compañera de Antza, es mucho más sencilla, ya que tiene numerosos procesos abiertos en la Audiencia Nacional por asesinato. Mientras se concreta la petición, la fiscalía ha instado a los juzgados 2 y 4 de la Audiencia para que tramiten ocho euroórdenes a Francia para la entrega temporal de Anboto.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que con la detención de los máximos dirigentes de ETA se "ha dado un paso importante" en la lucha contra la banda terrorista y un avance hacia "el final de la violencia". Zapatero telefoneó al presidente francés, Jacques Chirac, para felicitarle y agradecerle la actuación de la policía francesa. Chirac le respondió que era el resultado de "una cooperación franco-española que hay que continuar enérgicamente".

En el registro de una de las viviendas, situada en Saint Pierre d'Irube, la policía halló una galería de tiro donde se entrenaban los terroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de octubre de 2004