Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrando: "Me ha gustado más que otros días"

"Me ha gustado más que otros días. Me gustó mi equipo en el segundo periodo aunque todavía se ve que tiene problemas y hay que ir mejorando día a día", declaró Ferrando tras el partido. El entrenador del Atlético no quiso excusar la derrota en la múltiples bajas con las que se presentó su equipo en Anoeta y sobre el penalti reclamado y no señalado a Pablo, comentó que vio más claro otro a Fernando Torres pero que "los árbitros no acostumbran a señalar siete penaltis por partido".

La Real ganó al fin, pero sigue con problemas. Por eje`mplo, fichar futbolistas lesionados tiene sus riesgos. Lo que parece poca cosa o un asunto a sobrellevar se convierte en un problema de difícil solución. A la Real le ha ocurrido con Brechet, el defensa central francés fichado del Inter a sabiendas de que padecía una bursitis en un tendón de Aquiles.

El club vasco buscaba en el verano centrales desesperadamente y la opción de Brechet resultaba muy apetecible. El peligro era su lesión, lo que quizás explicaba el abaratamiento de su contratación: 1,5 millones de euros por el 50% de sus derechos.

Brechet no ha aguantado más. Ayer fue operado en la Policlínica de Guipúzcoa. Las previsiones médicas no le ven en el césped antes de cuatro meses, que bien podrían ser seis. Los responsables de la Real -el director deportivo, Roberto Olabe, y el doctor Eduardo Escobar- asumen su cuota en la polémica decisión, pero saben que se han metido en un túnel de difícil salida Si se da de baja al jugador, sólo se podra fichar en España a futbolistas que no hayan disputado cinco partidos de la Liga; si lo mantienen, habrá que tirar del filial.

La realidad es que sólo hay dos centrales, Jáuregui y el repescado a regañadientes Luiz Alberto, y dos jóvenes, Labaka, sin utilizar, y Azparren, urgentemente incorporado del filial. Demasiado asunto para un equipo en horas bajas. Todo, por una lesión conocida a la que no se dio el valor que quizás merecía. La Real se encuentra, pues, en una situación delicada en su cobertura cuando apenas se han disputado cinco partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 2004