Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre muere al arder el colchón en el que dormía en Alaquàs

E.C.F., de 51 años, murió ayer a consecuencia de la inhalación de gases al incendiarse el colchón en el que descansaba en su vivienda de la avenida de Blasco Ibáñez, en Alaquàs. E.C.F. vivía en el número 86, en la quinta y última planta del edificio. Fueron los vecinos quienes alertaron a los bomberos y la Policía Local del fuego en la casa por un olor intenso y humo a través de la puerta de acceso a la vivienda.

Los bomberos desplazaron al lugar cinco vehículos y una docena de agentes. Al entrar en el domicilio, después de echar la puerta abajo, localizaron en el dormitorio principal, a los pies de la cama a E.C.F. La ventana de la habitación estaba cerrada y algunas velas estaban también encendidas. De las primeras observaciones de la investigación se desprende que E.C.F. estaba en la cama y un cigarrillo fue el origen del incendio. Según los bomberos, el fuego tuvo escasas dimensiones, de hecho ninguna otra estancia de la vivienda estaba afectada.

El juzgado de Guardia de Torrent procedió al levantamiento del cadáver pasadas las 20.45. La brigada de homicidios de la Policía Nacional investiga lo ocurrido, entre otras cosas por qué la víctima no tuvo una reacción más rápida ante el fuego para salvar su vida.

Según fuentes del caso, el fallecido tomaba medicación para un desequilibrio mental, lo que podría explicar que se viera afectado para afrontar la respuesta ante el incendio. El edificio fue desalojado inicialmente de forma preventiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2004