Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Concesionario

Hace ya casi dos meses, ante la pasividad de la Administración, me puse en contacto con la Asociación General de Consumidores para que promoviese alguna acción encaminada a que los concesionarios de coches garanticen el dinero que exigen por adelantado, lo que crea la posibilidad de que nos quedemos sin nada en el caso de que el comercio, en el periodo desde la entrega del dinero hasta la del vehículo, quede insolvente. El abogado de dicha asociación me dijo que le remitiese mi queja y al cabo de una semana confirmó que tenía el expediente. Hace unos días que telefoneo para saber cómo ve el asunto, pero un contestador automático me dice que deje mi mensaje; antes de poder hacerlo, dice que he cometido un error, que vuelva a dejar mi mensaje, y así hasta que me aburro. Fumando espero... a que llegue octubre (porque, en septiembre, el que se va de vacaciones soy yo). Aunque empiezo a creer que el contestador tiene razón: ha sido un error intentarlo, porque, en este país, ya deberíamos saberlo: las reclamaciones, al maestro armero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2004