Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AVENTURAS

Propuestas de ocio para excursionistas discapacitados

La discapacidad física, sensorial o intelectual no tiene por qué resultar un obstáculo insalvable para frecuentar determinados espacios naturales. Hay paisajes que por su orografía más suave o por su adaptación a todo tipo de visitantes merece que sean apuntados en la agenda de futuras salidas. El Mar de Ontígola, en Aranjuez; la laguna de San Juan, cerca de Chinchón, y la del Campillo, en Rivas-Vaciamadrid, permiten el acceso del coche casi hasta la linde del agua y el posterior paseo por el perímetro de los humedales por pistas, en parte, accesibles en sillas de ruedas.

En la laguna del Campillo el recorrido lleva hasta el centro de información y educación ambiental, que se adentra en esta antigua gravera, y que cuenta con rampas de accesos y materiales didácticos para invidentes, incluida una maqueta de corcho en la que se percibe con el tacto la topografía de este enclave.

Otra gravera reconvertida en pequeño humedal, el Parque Regional del Sureste en San Fernando de Henares, cuenta con una senda ecológica de buena accesibilidad. El Parque Polvoranca de Leganés ofrece también a los discapacitados variadas formas de disfrutar de jardines, arboretos y charcas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de julio de 2004