Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MÚSICA

Evocación daliniana

LA 18ª EDICIÓN del Festival de Peralada, dedicada a las víctimas del 11-M, ofrecerá 23 espectáculos hasta el 18 de agosto, con una ecléctica programación que incluye conciertos protagonizados por artistas del gancho popular de Woody Allen, Joan Manuel Serrat y Paco de Lucía. El Año Dalí tendrá su celebración escénica con el estreno de dos espectáculos de danza que recuperan siete telones de Salvador Dalí realizados en Estados Unidos en los años cuarenta. Dalidance, que se estrena hoy, permite contemplar a tamaño natural los fabulosos telones que el pintor ampurdanés concibió para los ballets Tristan Fou, Laberint y Bacanal, con música de Wagner y Schubert. Ramon Oller encarnará a Dalí junto a Rossi de Palma, personificación del mundo femenino daliniano, en un nuevo montaje de la compañía Metros, con dramaturgia de Xavier Albertí.

La segunda cita daliniana, en coproducción con el Festival de Granada, es un montaje del Centro Andaluz de Danza con dos obras en la misma velada (18 de agosto), el ballet El sombrero de tres picos, de Falla, y El Café de Chinitas, de García Lorca, bajo la dirección de José Antonio Ruiz.

La oferta lírica incluye un montaje de Madame Butterfly, de Puccini, dirigido escénicamente por Lindsay Kemp y musicalmente por Marco Armiliato, con Cristina Gallardo-Domâs en el papel estelar; El caso Makropoulos, de Janácek, a cargo de la compañía de la Ópera Hélikon de Moscú, y la visita del Teatro Nacional de la Ópera de Pekín. El Ballet Nacional de Cuba, con un montaje de La Cenicienta dirigido por la mítica Alicia Alonso, y la adaptación teatral de La plaça del diamant, de Mercè Rodoreda, a cargo de Joan Ollé, conviven en una ecléctica oferta con recitales de Ute Lemper, Ruggero Raimondi y los pianistas Rosa Torres Pardo, Miguel Baselga, Iván Martin y Javier Perianes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2004