Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piterman compra el Alavés

Estaba previsto. El empresario de origen ucraniano y nacionalidad estadounidense Dimitri Piterman es el máximo accionista del Alavés. Con el 51% de las acciones, Piterman se asegura el control absoluto del equipo vitoriano, ahora en Segunda. Su anterior presidente, Gonzalo Antón, se reserva el 9% de sus acciones, mientras que uno de sus socios conservará el 11%. Así se completa el 71% que, hasta hace unos días, poseía Antón.

La oferta pública de acciones concluyó a las 20 horas del pasado sábado, si bien no fue hasta la mañana de ayer cuando se dio a conocer el nombre de Piterman como máximo accionista. Con dicha oferta, Gonzalo Antón ponía el 60% de las acciones a disposición de la sociedad alavesa. El balance final, sin embargo, fue peor de lo esperado por la entidad, ya que sólo un 2,44% de las acciones fue cubierto. Algo que, para los aficionados de Vitoria, se veía venir. El colectivo Accionistas Albiazules ya anunciaba, al conocer la propuesta, que la operación había nacido muerta. Sin embargo, Antón se mostraba decepcionado ante la fría acogida de la oferta, ya que "esperaba que el equipo se quedara en la ciudad".

Piterman no llegó sólo a Vitoria. Traía consigo tres nombres: Rodolfo Bodipo, David Coromina -ambos ex jugadores del Racing- y Santi Carpintero -del Levante-, quienes ya militan en el equipo de Vitoria. Además, concretó la renovación del central Oscar Téllez. Sin embargo, todavía no hay nombres para ocupar el banquillo que dejó vacante Pepe Mel. El ucraniano aseguró que mantendrá a todos los jugadores que tienen contrato en vigor, así como al actual organigrama directivo. Considera que el objetivo principal del Alavés debe ser el ascenso.

Frente a la trayectoria sobria y resguardada de Gonzalo Antón, Piterman llega precedido por la polémica. Nacido en Ucrania hace 41 años, este empresario presidió y entrenó al Palamos. En 1999, cuando el equipo estaba a punto de desaparecer por las deudas, Piterman se convirtió en máximo accionista y presidente. Poco le costó empezar a ejercer como entrenador, si bien, al no poseer licencia, figuraba Txutxi Cos como tal.Desde Enero hasta Julio del año pasado, el ucraniano presidió al Racing, llegando a entrenar al equipo. Sus acciones siempre han generado controversia: ha protagonizado encontronazos tanto con los medios como con las instituciones. De la noche a la mañana pasó de presidente y entrenador del Racing a consejero sin poder ejecutivo, debido a su demora al adquirir la mayoría de las acciones. Posteriormente probó suerte en otros deportes y se hizo con el Balonmano Cantabria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 2004