Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de un generador obliga a desalojar a 2.000 personas de una fiesta en Xanadú

El incendio de un generador en una fiesta de música tecno que se celebraba durante todo el día de ayer en el parque comercial y de ocio Xanadú, en el municipio de Arroyomolinos, obligó a desalojar a los 2.000 asistentes, aunque el festejo continuó tras ser sofocado el fuego. Las llamas causaron una densa humareda con el consiguiente riesgo de intoxicación para los clientes. Los miembros de la organización estuvieron refrescando las telas y sombrillas que decoraban la zona hasta la llegada de los bomberos. Evitaron así que el fuego se propagara.

La fiesta, conocida como Goa, comenzó a las 10.00 y estaba previsto que concluyera alrededor de la medianoche. El evento estaba dividido en dos zonas bien diferenciadas. En la parte de ocio del centro comercial, que está cubierta, se desarrollaba una parte de la celebración, y la otra ocupaba una de las terrazas, decorada para la ocasión.

Eran las 14.45 cuando, de repente, uno de los tres generadores situados en la parte externa del centro, en la zona del muelle de carga, se incendió, provocando una gran humareda. Las llamas se extendieron a los otros grupos electrógenos y a un contenedor de papel, lo que aumentó el riesgo para los asistentes. La organización decidió evacuar el local. Los asistentes recogieron rápidamente sus efectos del ropero y fueron trasladados al aparcamiento posterior, donde recibieron bebidas y agua para soportar el calor, según relataron algunos afectados. "Ha sido muy espectacular, la nube de humo era enorme", recordaban ayer tarde.

Al lugar acudieron dos coches de bomberos de la Comunidad, que tardaron casi una hora en extinguir el incendio, según informó Emergencias 112. La organización consiguió un nuevo generador, en un camión, y pudo reanudar la fiesta, ya que las llamas no afectaron a la zona donde ésta se desarrollaba.

La fiesta de la Goa ya fue noticia en junio de 2002, cuando se celebró en la discoteca Universal Island del centro comercial Parquesur, en Leganés. Entonces, seis personas resultaron intoxicadas graves al consumir éxtasis líquido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 2004