Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Esquerra, dispuesta a liderar "la construcción de esta nueva nación europea que son los países catalanes"

Los republicanos consideran un éxito el 0,91% conseguido en Valencia y el 2,9% en Baleares

Los republicanos aparentaban ayer no haber advertido que en las elecciones del domingo perdieron su puesto de tercera fuerza en Cataluña para pasar a cuarta. El eurodiputado electo, Bernat Joan, se remontó a tres siglos atrás para afirmar que el 0,91% de los votos obtenidos por Esquerra Republicana (ERC) en la Comunidad Valenciana y el 2,92% recogido en Baleares, junto con el 11,82% cosechado de Cataluña, "prefiguran por vez primera desde 1714 algo parecido a los países catalanes". ERC, dijo, está dispuesta a asumir sin complejos el liderazgo "en la construcción de esta nueva nación europea que son los países catalanes".

Después de la reunión de la comisión permanente de ERC, su secretario general, Josep Lluís Carod, cargó a la cuenta de Convergència i Unió (CiU) el hecho de que el PP, que los independentistas consideran siempre el adversario que batir en nombre de Cataluña, se haya alzado en estas elecciones como la segunda fuerza electoral catalana. Eso ha sido posible, a juicio de Carod, porque CiU se equivocó de orientación al "cargar" contra el Gobierno tripartito en la Generalitat y particularmente contra ERC en vez de proteger su flanco derecho.

El resultado de la estrategia seguida por CiU es que el PP ha subido hasta el segundo puesto en la clasificación política catalana y CiU tiene ahora un solo escaño en Bruselas, como ERC. Un empate entre las dos fuerzas que se definen como nacionalistas. A la vista de este resultado, el líder de Esquerra lanzó su mensaje a los herederos de Jordi Pujol, ocupados a partir de ahora en buscar la causa del declive electoral de CiU: en el espacio político desde el centro hasta la izquierda, donde están ERC y el Partit dels Socialistes (PSC), "ya no cabe nadie más"; en cambio, en el espacio del centro hacia la derecha "hay mucho trabajo por hacer".

Los republicanos otorgan mucha importancia al hecho de que CiU y ERC también casi han empatado en la Comunidad Valenciana. La coalición Galeusca, encabezada por CiU y que incluía también al Bloc Nacionalista Valencià, obtuvo el 1,12% de los votos en Valencia, mientras que Por la Europa de los Pueblos, encabezada por ERC, lograba el 0,91%. Carod destacó el acercamiento de ambos partidos y afirmó que "habrá que ir pensando en la creación de plataformas conjuntas" con vistas a las próximas elecciones autonómicas y municipales. En su opinión, esa es la única forma en que el nacionalismo puede contribuir a desalojar del poder al PP en la Generalitat Valenciana.

La perspectiva valenciana y balear ocupó ayer en los análisis de Carod el espacio que en otros momentos poselectorales había tenido la invocación a un próximo futuro en el que ERC mordería medio millón de votos a CiU y otro medio millón al PSC, abriendo la posibilidad de una victoria en las elecciones autonómicas. De eso ya no hubo ayer ni media palabra.

Los resultados del día 13 muestran que la distancia entre ERC y CiU se reduce. Carod lo señaló. En las elecciones europeas de 1999 CiU estaba en el 29% y ERC en el 6%. En las del domingo, CiU bajó hasta el 17,4% y ERC subió hasta el 11,8%. Lo que era una distancia de 23 puntos porcentuales ha pasado a ser de 5,6 puntos. Lo que Carod no explicó es que la diferencia entre ERC y el PSC ha aumentado y sigue siendo inalcanzable. En 1999 fue de 28,5 puntos porcentuales y el domingo creció hasta 30,9 puntos porcentuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2004