Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Ligera subida del PP catalán, que se convierte en la segunda fuerza gracias al descalabro de CiU

Piqué proclama su intención de ocupar el espacio de la coalición que preside Jordi Pujol

Una subida electoral de 0,86 puntos y el hundimiento de CiU convirtieron ayer al PP en la segunda fuerza más votada en Cataluña, tras el PSC. Los populares catalanes obtuvieron el 17,76% de los sufragios frente al 16,9% en las anteriores elecciones europeas, celebradas hace cinco años. Pero les bastó este aumento para convertirse en el segundo grupo más votado en Cataluña, ya que el hasta ahora segundo, CiU, tuvo un espectacular retroceso de 12 puntos.

El resultado de ayer es el segundo mejor obtenido por el PP catalán en unas elecciones europeas. El mejor lo consiguió en 1994, cuando recibió el 18,5% de los sufragios.

Los populares estaban ayer pletóricos. Recibieron 372.905 votos. La confrontación electoral era una reválida para todos y de forma especial para el PP. Con el recuerdo de las elecciones generales aún fresco, los dirigentes del partido creen que ayer se recuperó la tendencia de aumento continuado iniciado en las últimas elecciones municipales y autonómicas. "Por primera vez somos la segunda fuerza más votada en Cataluña", repitieron una y otra vez el presidente del partido en Cataluña, Josep Piqué, y el candidato, Aleix Vidal-Quadras.

El PP obtuvo estos resultados con la participación electoral más baja, el 40,2%, de la historia en Cataluña desde que en 1977 se restableció la democracia, aunque ese mismo fenómeno de ganar cuota electoral con menos participación también les ocurrió a otros partidos. ¿De dónde han salido los sufragios ganados por el PP? Piqué cree que básicamente de dos lugares: "De nuestros votantes que se quedaron en casa en las últimas elecciones generales y también de una parte de los antiguos votantes de CiU".

Un Josep Piqué pletórico y crecido por el sorpasso a CiU proclamó su objetivo de "hacer del PP un partido de Gobierno en Cataluña para sustituir a otros que de forma continua van perdiendo apoyo electoral", afirmó en una clara alusión a CiU, la coalición que preside Jordi Pujol. "La recuperación de la confianza en el PP ha sido muy rápida", afirmó Vidal-Quadras. El hundimiento de CiU también le sirvió al cabeza de lista del PP para afirmar: "Los partidos nacionalistas han tenido un mal resultado, aunque eso no es exacto porque los socialistas, en Cataluña, son nacionalistas". El candidato del PP cargó contra el resto de partidos catalanes, que a su juicio están en un proyecto de disgregación del país, al que sólo se opone el PP

.

Tirón en Barcelona

Gran parte del aumento de votos le vino dado al Partido Popular por el tirón electoral logrado en Barcelona. El PP consiguió ser la segunda fuerza más votada en la ciudad de Barcelona (21,75%) y la tercera en Lleida (17,2%), por detrás en este caso del PSC y de CiU. En Tarragona, también fue la tercera fuerza (con el 18,24%, ligeramente por detrás de CiU, que logró el 18,63%). En Girona, era la tercera fuerza política y pasa a ser la cuarta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004