Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres españoles, fuera de la Bicicleta Vasca por exceso de hematocrito

Ayer, antes de la salida de la primera etapa de la Bicicleta Vasca, en Eibar, a tres ciclistas vizcaínos les midieron un porcentaje de hematocrito superior al 50% permitido por la Unión Ciclista Internacional (UCI). Uno era David Etxebarria, de 30 años, del Euskaltel, pequeño y veterano corredor de Abadiño que alcanzó su mayor gloria ganando dos etapas en el Tour del 99, cuando corría en el ONCE, tres años después de ganar el Tour del Porvenir, y quedando segundo en la Lieja-Bastogne-Lieja de 2000. Los otros dos eran dos jóvenes del Baqué-Lagun Aro con historial profesional virgen de victorias, Alberto Hierro, bilbaíno de 26 años, y Unai Elorriaga, de Baracaldo, de 23 años. Los tres fueron expulsados de la carrera y no podrán recobrar su licencia hasta dentro de 15 días. Los tres argumentaron virus varios, dolencias intestinales, deshidrataciones y malas digestiones. A dos les sentó mal la menestra que comieron la víspera. Otro estaba malo desde hacía una semana pero, muy profesional, insistió en correr.

Noventa y nueve veces de cada 100 que un corredor ciclista muestra un hematocrito -porcentaje de glóbulos rojos en la sangre- superior al 50% y es, por lo tanto, suspendido por razones sanitarias por un periodo de 15 días, tanto él, como su director, como su médico, como su amigo, su mecánico y su masajista explican al mundo que no, que por mucho que los malpensados, que siempre los hay, piensen que ese exceso es debido a un consumo previo de la prohibida y mágica eritropoyetina, la famosa EPO, la sustancia que hace volar a quien la toma, pues no, ese hematocito exagerado tiene una razón más sencilla: el pobre ciclista ha sufrido una diarrea y está deshidratado, y tiene menos plasma en la sangre y por eso parece que tiene más glóbulos rojos y que ha maquinado para aumentar artificialmente su cantidad.

La tasa de los dos corredores del Baqué, equipo modesto dirigido por Jon Zengotitabengoa en el que corría Aitor Kintana, sancionado por dos años tras resultar positivo por EPO en la pasada Volta a Catalunya, fue "superior por muy poco al 50%", defendió Zengotita. El número de Etxebarria era superior: 52,8%. "Pero hay que precisar", explicó su director, Julián Gorospe, "que David tiene de forma natural un hematocrito elevado y para él personalmente la UCI le ha fijado un umbral del 52%. Por tanto sólo se ha pasado un poquito".

Problemas para Beloki

En la subida al puerto de Ubal, en la primera etapa de la Bicicleta Vasca, Joseba Beloki, una de las grandes esperanzas españolas para el Tour, perdió más de siete minutos. Terminada la etapa, el ciclista guipuzcoano indicó que quizás no tomaría la salida en la etapa de hoy y culpó de sus malas prestaciones a la alergia. "No puedo ni respirar", dijo, "y en mi nuevo equipo, el francés La Boulangère, no me permiten tomar la medicación que me autorizaban en el ONCE por miedo a un positivo en el control antidopaje".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2004