Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas advierte de que su meta es lograr que sólo se presente una candidatura en los congresos del PP

Martínez Soriano dice que no volverá a optar a la presidencia de los populares granadinos

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, dejó ayer claro que su primer cometido será recomponer la estructura interna del partido tras los malos resultados de las elecciones autonómicas y evitar a toda costa cualquier señal de disensión. Arenas indicó ante la junta directiva del PP granadino que luchará porque el congreso regional y en cada uno de los ocho congresos provinciales que afrontará en los próximos meses el partido en Andalucía se presente una sola candidatura. "Los partidos desunidos nunca ganan elecciones" advirtió el presidente del PP andaluz.

Para justificar su apuesta ante las próximas decisiones que tendrá que tomar el PP en el ámbito regional y provincial, Arenas sostuvo ante la junta directiva granadina que "un congreso con una candidatura es exactamente igual de democrático" que otro con varias. Arenas concedió que "con dos candidaturas evidentemente hay un ejercicio de democracia, pero cuando termina el congreso luego hay que cerrar todas las heridas del precongreso e intentar que todo el partido se unifique".

El presidente del PP andaluz aseguró que luchará para el debate "se haga antes y no después del congreso", prometió a sus militantes "un compromiso permanente de diálogo interno intenso y profundamente participativo" para que haya sólo una candidatura, y reiteró que se presentará como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía si su partido se lo pide.

Arenas enfatizó que su objetivo es lograr que el partido comunique un mensaje único. "Que cuando se salga de una reunión del partido todos defendamos la posición que la mayoría hayamos decidido en la reunión que hayamos debatido", aclaró el presidente del PP andaluz, quien advirtió: "En estos 25 años de democracia no han sido capaces de ganar elecciones los partidos desunidos y en permanente discusión interna".

El dirigente del PP andaluz indicó que su ronda de reuniones con las ocho juntas directivas provinciales del partido va a estar seguida por reuniones con los nuevos afiliados al PP. Además, dirigirá una carta a los "más de 120.000 militantes del partido en Andalucía" para agradecerles su compromiso y "pedirles que comiencen a trabajar con el partido de cara a las elecciones europeas". Arenas aseguró que "ahora es el momento para la reflexión y para empezar a trabajar en la preparación de las elecciones europeas y también en las próximas municipales del 2007, porque de los resultados obtenidos en éstas, dependerá que el PP pueda ganar las elecciones autonómicas de 2008".

Arenas recalcó que es necesario trasladar a la sociedad andaluza "que el PP no es un partido de oposición y hacer que vean al partido como el próximo gobierno de la Junta de Andalucía". "Si el partido considerara que soy el mejor candidato a la presidencia de la Junta, con mucho honor y orgullo seré el candidato a las autonómicas de 2008", insistió Arenas quien reiteró su apuesta por reforzar el debate interno en el PP, "para que así el partido pueda presumir de la ausencia de discrepancias".

Renuncia

En la misma junta directiva provincial, el actual presidente del PP en Granada, Juan Martínez Soriano anunció que no repetirá candidatura a la presidencia provincial, según informó el propio Arenas al clausurar la reunión. El presidente del PP andaluz agradeció su labor al frente del PP granadino.

Martínez Soriano, prometió durante la campaña que dejaría su cargo al frente del partido si no conseguía "una evolución razonable y similar a la de otras provincias". Los resultados del 14 de marzo confirmaron una tendencia del PP en Granada parecida a la del resto de circunscripciones andaluzas. Pero en contra de lo que esperaba Martínez Soriano, en vez de evolución, fue una involución lo que al final se produjo. 13.227 granadinos retiraron su apoyo al PP en las andaluzas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de abril de 2004