Saetas y gregoriano abren la Cumbre de Murcia

La Cumbre Flamenca de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) arranca esta noche en Murcia. Celebra su undécima edición, lo cual es un buen signo de la estabilidad y el prestigio que este ciclo ha alcanzado. Además, por primera vez en su historia, la Cumbre Flamenca de Murcia traslada uno de sus espectáculos (el de hoy, sesión inaugural del programa) del escenario habitual del teatro Romea a una iglesia de la ciudad, la de San Juan de Dios.

Ello se debe a que este programa ofrece un concierto del cantaor cartagenero Curro Piñana, con la Schola Gregoriana de Murcia, titulado Noche oscura del alma y que combina o fusiona saetas con el canto gregoriano de tiempos ya pretéritos. Piñana es un notable especialista en el cante por saetas, que ha investigado e interpretado con rigor, dejando testimonio de ello en un reciente disco monográfico.

En este mismo concierto hay una segunda parte, titulada Guitarras con alma, en que es protagonista este instrumento, con Carlos Piñana en la guitarra flamenca y Pablo Barón en la guitarra clásica, los dos, catedráticos en sus respectivas especialidades en el Conservatorio Superior murciano.

Vicente Amigo

Mañana, ya en el Romea, está programado Farruquito, pero el espectáculo quizás deba ser sustituido, pues el bailaor se halla detenido en Sevilla. El miércoles día 31, se podrá disfrutar de dos partes bien diferenciadas: en la primera, el cante de El Pele, con los temas de su nuevo disco, Canto, y en la segunda la cantaora Esperanza Fernández y el pianista flamenco Dorantes, con Cante y marfil, un recital singular y de gran belleza. El jueves día 1, el cante de Arcángel en la primera parte y el espectáculo Penélope, del Ballet Español de Murcia, con coreografía de Javier Latorre, en la segunda. El viernes día 2, como final de esta Cumbre, concierto de guitarra por Vicente Amigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de marzo de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50