Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSUMO

Bryant: "La accesibilidad atañe a cualquiera con algún tipo de limitación"

La ejecutiva de Microsoft advierte de que de cada cinco personas, una tendrá problemas de vista a los 55 años

La accesibilidad se ha convertido en un asunto cada vez más relevante en el mundo de la informática. De la misma forma que las ciudades muestran una mayor sensibilidad hacia los discapacitados, los productores de software y hardware comienzan a tomar en cuenta a las personas con limitaciones cuando diseñan sus productos. La cuestión básica es que la accesibilidad no atañe sólo a las personas con discapacidades, dice Madelyn Bryant, que dirige el grupo de accesibilidad de Microsoft, sino a aquellas con algún tipo de limitación.

"Cualquiera de nosotros puede estar necesitado de ayuda de aquí a unos años", explica. Y pone un ejemplo: "Una de cada cinco personas tendrá dificultades en la vista cuando cumpla los 55 años. El desarrollo de productos accesibles está destinado a ellas también".

MÁS INFORMACIÓN

Bryant es responsable de la accesibilidad de todos los productos de Microsoft. Desde hace cuatro años tiene a su cargo un equipo de 40 personas, algunas de ellas con problemas que van desde la paraplejia hasta el trastorno de personalidad o las dificultades visuales. "Es un sitio estupendo para trabajar; no nos falta el sentido del humor".

Los gobiernos comienzan a ser conscientes de la necesidad de accesibilidad en los entornos informáticos, cuenta Bryant. Tanto Estados Unidos como la Unión Europea han tomado medidas legislativas en este sentido. "Para el Gobierno de Estados Unidos es uno de los criterios básicos a la hora de adquirir material", dice la directiva de Microsoft.

En el año 2005, entrará en vigor en la Unión Europea una directiva que obliga a los sitios web de administraciones públicas a ser completamente accesibles.

"No se trata sólo de la accesibilidad web, sino de algo mucho más amplio: se trata de desarrollar una nueva forma de utilizar el ordenador", dice la directiva de Micrososf. "La gente con discapacidad no sabe que pueden usar los ordenadores y beneficiarse de ellos, hay que escucharlos". La mejor forma para lograr productos accesibles es escuchar a sus consumidores, sentencia.

Un esfuerzo rentable

Pero ¿es rentable el esfuerzo para hacer más accesibles los productos? "Es rentable", admite Bryant, "porque el número de personas que pueden sacarle provecho o pueden estar interesadas en ello es muy grande".

En el caso de los ciegos, por ejemplo, "sus necesidades son muy específicas, pero son las mismas para una personas ciega en Estados Unidos que para otra en India, y en el mundo hay más de 200 millones de personas ciegas".

La directiva de Microsoft reconoce la gran labor que la Organización Nacional de Ciegos (ONCE), con la que han colaborado, realiza en España para acercar a los invidentes el mundo tecnológico.

En ocasiones puede resultar difícil conseguir imponer unos mínimos de accesibilidad en el desarrollo de los productos. "Queremos que nuestros desarrolladores tengan en cuenta las líneas básicas de accesibilidad cuando desarrollen los productos", dice Bryant. "Algo especialmente difícil con los jóvenes programadores que llegan a la empresa", a quienes cuesta convencer de que tengan ese aspecto en cuenta cuando desarrollen. Bryant es la responsable de la accesibilidad de todos los productos de la empresa de Redmond, que estableció su política sobre accesibilidad en 1995.

Entre las innovaciones que el nuevo sistema operativo que la empresa de Redmon lanzará en 2005 se ofrecerán opciones como grabar acciones realizadas en el ordenador, mayores posibilidades para ordenar tareas por voz o la ampliación (lupa) de la pantalla.

"Muchas compañías dedicadas a satisfacer las necesidades de las personas con problemas son fundadas por personas con alguna discapacidad o que tienen familiares en estas condiciones", dice Bryant. "Queremos que cualquiera pueda desarrollar sobre nuestras plataformas y que nuestro software pueda ser utilizado por todo el mundo".

El pasado febrero Microsoft recibió el reconocimiento a su preocupación por los discapacitados al recibir uno de los galardones que anualmente condede el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad), plataforma que aglutina a más de 2.000 asociaciones españolas que representan a los 3,5 millones de españoles con alguna discapacidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 2004