Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

Genio y gran sorpresa

Estudio de Anderssen, 1842.

Hoy hace 125 años murió en Breslau (Polonia), donde nació en 1818, el alemán Adolf Anderssen, ajedrecista excelso y gran persona; su necrológica ocupó 19 páginas en la revista Deutsche Schachzeitung. Soltero empedernido, el ajedrez fue siempre su gran pasión pero nunca su profesión. Este profesor de matemáticas fue el mejor jugador del mundo, aunque nunca se jactó de ello, en el periodo 1850-1866, y algunas de sus combinaciones están entre las más brillantes de todos los tiempos: la Inmortal (Anderssen-Kieseritzky, Londres 1851) y la Siempreviva (Anderssen-Dufresne, Berlín 1852) son archifamosas. Sobre su sentido del humor se conoce una anécdota. Alojado en un albergue de Austria, Anderssen se fijó en que el patrón jugaba al ajedrez y le invitó a echar una partida tras la cena. "Sí, pero con mi condición habitual, daros la ventaja de la dama para equilibrar las fuerzas", respondió el ufano posadero. Anderssen aceptó y perdió las dos primeras partidas. Mientras colocaba las piezas en su sitio, Anderssen comentó: "Esa ventaja de la dama me molesta enormemente. No sé qué hacer con tanta superioridad de material. Tengo miedo de perder la dama y se me nubla la mente. Le propongo lo contrario, que sea yo quien ceda la dama de ventaja". Su contrincante debió de mirarle como si estuviera chalado, pero aceptó, pensando probablemente que bastarían unas pocas jugadas para dar su merecido al incauto. Pero el extranjero ganó una decena de partidas y dejó al patrón petrificado. Además, compuso estudios deliciosos, como el del diagrama. Las blancas juegan y dan mate en cuatro: 1 Ah5, R - h5 2 Rg7, h6 3 Rf6, Rh4 4 Rg6 mate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de marzo de 2004