Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Universidades españolas coordinan 12 proyectos del VI Programa Marco de Investigación

Los datos sobre la participación española en el VI Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea (VI PM) del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) muestran un descenso del peso de España en el programa. No obstante, las universidades han obtenido el 33,2% del retorno según entidad participante (siete puntos porcentuales más de financiación respecto a las demás entidades participantes que en el V Programa Marco) y sólo las superan las empresas y sus asociaciones con un 45,8% de retorno (7,3 puntos menos que en el PM anterior).

España aparece en 395 de los 761 proyectos integrados (PI), STREP y Redes de Excelencia aprobados por la Comisión, de los que coordina el 5,5% (1,8% menos que en el programa anterior). Las universidades coordinan 12 proyectos. La Universitat de València y la Universitat de Barcelona lideran un PI y un STREP cada una. La Universitat Politècnica de València coordina dos STREP. La Universidad Politécnica de Madrid coordina un PI y la Universidad Carlos III de Madrid una red de excelencia. La Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Sevilla, la Universitat Politècnica de Catalunya y la Universitat Jaume I coordinan un STREP cada una.

La financiación total aprobada por la Comisión asciende a 4.346 millones de euros, de los cuales un 245,4 millones han ido a parar a España (un 5,7%) lo que supone un descenso de 0,7 puntos respecto al retorno español en el V Programa Marco. Las universidades con mayor financiación han sido la Universidad Politécnica de Madrid, la Universitat Politècnica de Catalunya, la Universitat de Barcelona, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universitat Politècnica de València.

El Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (PM) es el instrumento fundamental para desarrollar la política científica y tecnológica de la Unión Europea. En él se definen las líneas de investigación y desarrollo tecnológico que financia la UE y se fijan las dotaciones presupuestarias. Sus objetivos son fortalecer la base científica y tecnológica de la industria comunitaria para incrementar su competitividad internacional y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. La participación en el PM requiere de la creación de un consorcio temporal entre entidades (empresas, centros de investigación, universidades u otros) de distintos países europeos. Los grupos así formados presentarán una propuesta para su evaluación, en competencia con otros, dentro de una misma convocatoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2004