Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LOS MÁS MAYORES LLEGAN A LA UNIVERSIDAD | Aulas

Alumnos con arrugas y sin complejos

La UJA organiza cursos sobre nuevas tecnologías en su programa para personas mayores

Universidad Abierta, un programa que facilita a los más mayores estudiar en la universidad, se asienta cada año que pasa. La Universidad de Jaén ha programado este año un total de ocho cursos, entre los que destaca uno en el que aprenden las herramientas de las nuevas tecnologías.

Un día, a José Antonio Jiménez, un linarense de 80 años, le dio por encender el ordenador que tantas veces había visto utilizar su hija. Desde entonces, el ordenador de casa se le ha revelado como una caja de sorpresas que le entretiene. No tiene muy claro "eso de la segunda modernización de la Junta", pero sabe muy bien que las nuevas tecnologías "abren puertas y son buenas", no sólo para los jóvenes, sino también para personas mayores como él.

Por eso, este jubilado que empezó a trabajar en el campo a los ocho años para ayudar a su familia, ha decidido matricularse en el curso Introducción a la aplicación de herramientas informáticas actuales, organizado por la Universidad de Jaén dentro de su programa para mayores, Universidad Abierta.

Como cualquier otro joven de la UJA, José Antonio Jiménez, con su matrícula y carné de la biblioteca, ha pasado a ser otro alumno más, y al contrario de lo que piensan muchos, "sin complejos por las arrugas".

Lo mejor, la jubilación

Reconoce con alegría que lo mejor que le ha podido ocurrir es su jubilación. "Ahora tengo tiempo para aprender y disfrutar de todo aquello que, por necesidad, tuve que dejar de lado", explica con entusiasmo. Aunque dice no conocer bien el mundo de Internet, no descarta que algún día pueda dominarlo. "Por lo pronto me conformo con aprender lo básico, que con eso ya tengo bastante", manifiesta este hombre, que durante más de 30 años se ha dedicado a conducir autobuses.

Como José Antonio, Diego Caro, de 69 años, también se enfrenta a las nuevas tecnologías de la comunicación e información sin complejos. No es la primera vez que participa en los cursos que organiza la Universidad de Jaén, pero reconoce que a este curso le mueve "un interés especial". Su hijo es profesor en Miami (EE UU) por lo que ha descubierto en Internet el medio para acortar la gran distancia que les separa. "Recuerdo la primera vez que me mandó una foto por correo electrónico o que pudimos chatear, como uno de los días más emocionantes de mi vida. Mi mujer y yo no nos lo podíamos creer. Quién nos lo iba a decir", se pregunta Diego.

Además, como aficionado a la arqueología, este farmacéutico jubilado ha descubierto en Internet "un gran libro" que le permite resolver todas sus curiosidades. "A los ordenadores no hay que tenerles miedo. Al principio puede resultar complicado, pero con interés y dedicándole un poco de tiempo, cualquiera puede aprender lo básico para desenvolverte", explica el hombre de 69 años.

Tanto para José Antonio como para Diego, el saber no sólo no ocupa lugar, sino que tampoco entiende de edad. "Las personas mayores también tenemos nuestras inquietudes porque, aunque muchos no lo creen, hay vida después de la jubilación", subraya Caro.

El director de Universidad Abierta, José Ángel Marín, señala que han sido los propios alumnos los que han demandado a los responsables la implantación de cursos sobre nuevas tecnologías. "Nuestros alumnos no quieren quedarse anclados en el pasado, son mayores, pero no por eso fósiles. Nunca es tarde para aprender y, además, la sabiduría de sus arrugas también enriquece a nuestra Universidad", resalta Marín.

Una deuda pendiente

No es la primera vez que José Antonio Jiménez y Diego Caro participan en un curso organizado por la Universidad Abierta. Desde hace ocho años, la Universidad de Jaén desarrolla un programa educativo cuya filosofía es ayudar a los "mayores a envejecer de forma activa y participativa en la vida cultural de la provincia", señala José Ángel Marín. El proyecto nació con la creación, hace ahora 10 años, de la Universidad de Jaén. Entonces, el equipo de gobierno tomó conciencia de que las personas mayores también podían acceder a la promoción y saber universitario. Y la iniciativa ha calado tan hondo que, del medio centenar de alumnos que participó en la primera promoción, el curso pasado llegó a contabilizar cerca de 600 matriculados, la mitad mayores de 55 años.

"Una gran parte de nuestros mayores no pudo estudiar en su momento y, ahora, nosotros estamos en deuda con ellos", considera el director de Aula Abierta. De hecho no es necesario saber leer o escribir para asistir a clase porque la mayoría de los cursos se organizan mediante conferencias y clases prácticas impartidas de forma sencilla y asequible.

Este año, la universidad ha organizado ocho cursos que se encuentran repartidos en las sedes de la Escuela de Magisterio de Jaén, la Escuela Politécnica de Linares, la Casa Pineda de Alcalá la Real y la SAFA de Úbeda. Con la descentralización se pretende cubrir la mayor parte de las comarcas de la provincia y ofrecer esta oportunidad a una población mayor.

Junto al curso sobre nuevas tecnologías, Universidad Abierta también ha programado hasta el mes de junio otros siete cursos impartidos por profesores de la UJA y entre los que destacan: Nutrición y dietética en los mayores, La enfermedad de Alzheimer: apoyo y cuidados, Derecho Financiero, Mitología clásica en las artes o Movilización obrera y sindicalismo en la provincia de Jaén. Como actividad complementaria, los organizadores han planificado un curso sobre teatro español en el que los participantes deberán preparar la obra de algún autor del siglo XX.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 2004

Más información