Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La princesita se llama Ingrid Alexandra

La hija del príncipe heredero Haakon de Noruega y la princesa Mette-Marit, que hoy cumple dos días de vida, se llamará Ingrid Alexandra. Así se hizo público ayer, luego que todos los miembros del Gobierno, con el primer ministro, Kjell Magne Bondevik, al frente, fueran informados por Haakon de la elección del nombre. "Ingrid es un nombre de mujer habitual en Noruega y en la rama familiar de los Bernadotte", afirmó Bondevik. También la reina de Dinamarca que ejerció su regencia entre 1947 y 1972 llevó ese nombre. Por su parte, el rey Olav de Noruega (1903-1921), bisabuelo de la recién nacida, se llamó también Alexander. El rey Harald, abuelo de la niña, futura reina de Noruega, decidió que la niña será designada con el título de alteza real. El nacimiento de Ingrid Alexandra ha sido un acontecimiento nacional y felicitaciones de todo el mundo han llegado profusamente al palacio Real. El pueblo noruego se ha sumado a los festejos y las primeras en hacerlo fueron las enfermeras de la maternidad donde Mette-Marit tuvo el parto, que posaron para los fotógrafos en un balcón del hospital desplegando una gran bandera noruega. El parto fue tan normal y sin complicaciones que menos de cinco horas después, con una temperatura de menos 12 grados en Oslo, los flamantes padres y su pequeña princesa se trasladaron a su domicilio. El príncipe Haakon, orgulloso y feliz, utilizará durante un plazo no especificado su derecho, común a todos los noruegos, a ejercer como padre para atender a su hija, pero es posible que no lo ejerza en su totalidad, si las circunstancias lo requirieran, razón de la convalecencia de su padre, Harald.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004