Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Pepe Carroll, el mago de la sonrisa

José Arsenio Franco Larraz, Pepe Carroll, murió el día de la ilusión, el 5 de enero, y el día 6 fue enterrado en el cementerio de Torrero en Zaragoza. El mago se marchó el día en que llegan los otros magos, los magos de Oriente. Al humorista le tocó al final de sus días vivir los malos tiempos para la sonrisa en España.

Bilbilitano -nació en Calatayud hace 46 años-, Carroll era de la escuela de Juan Tamariz y siempre supo combinar los juegos de magia con el humor. Fue autodidacta, lo que logró, lo alcanzó con méritos propios. Estudiante de Ingeniería de Caminos, lo suyo era hacer el camino de la gala y recorrió el país en los veranos entre libros y espectáculos.

Logró como mago varios premios nacionales y llegó a ser uno de los rostros más populares de televisión en los años noventa. Presentó en Antena 3 Genio y Figura, el programa que catapultó a Chiquito de la Calzada. Otros de sus programas fueron A quién se le ocurre o Sorpresa, sorpresa con Concha Velasco. Sus últimas apariciones fueron en Tele 5. La cadena retiró los programas Aquí no hay quien duerma y Vaya nochecita por falta de audiencia.

Plácido Serrano, periodista y un eterno impulsor de ideas en Aragón, le recordaba como un tipo excepcional, un showman de primera. "La primera vez que actuó en Zaragoza en las Fiestas del Pilar fue hace 10 años, en las carpas de las Denominaciones de Origen. Allí se mezclaban los productos aragoneses y lo lúdico. Fue entrañable, su caché entonces era muy alto y no nos cobró nada". Serrano asegura que Carroll, además de atravesar una dura etapa personal en los dos últimos años, sufrió la baja de las televisiones. "A la gente de la sonrisa se les negaba el pan y la sal. Fue cuando la sonrisa se acabó en España".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de enero de 2004