'Good Bye, Lenin!', favorita en los Premios Europeos

Good Bye, Lenin!, una tragicomedia que narra el intento de revertir, aunque sólo sea en familia, el dramático cambio social y político que supuso la caída del muro de Berlín, parte como favorita de los Premios Europeos de Cine que se darán a conocer hoy, sábado, en la capital alemana. Dirigida por Wolfgang Becker, el filme ha sido un éxito de público y crítica en casi todos los países europeos, lo que explica que esté nominada en cinco de las seis categorías más importantes: mejor película, mejor director, mejor actor (Daniel Brühl), mejor actriz (Katrin Sass) y mejor guionista (Bernd Lichtenberg). España, por su parte, está representada por Mi vida sin mí, cuya directora, Isabel Coixet, compite también por la estatuilla de la mejor dirección.

Al lado de Good Bye, Lenin! y Mi vida sin mí, otras cuatro películas han sido selecionadas en el apartado de mejor película entre los cerca de 1.600 integrantes de la Academia Europea de Cine: ahí están En este mundo (de Michael Winterbottom, Reino Unido, que obtuvo el Oso de Oro en el pasado Festival de Cine de Berlín), Dirty Pretty Things (del veterano director británico Stephen Frears), Swimming Pool (del francés François Ozon) y la poderosa parábola sobre el crimen y el castigo que es Dogville, dirigida por Lars von Trier y protagonizada por Nicole Kidman.

Al menos en las quinielas previas, sin embargo, a Dogville le resta puntos el que Lars von Trier ya haya obtenido en dos ocasiones anteriores el premio a la mejor película europea, por Rompiendo las olas (1996) y Bailando en la oscuridad (2001). Los Premios Europeos de Cine existen desde hace relativamente poco -fueron creados en 1988- y algo parecido ya había sucedido con otro director, el italiano Gianni Amelio, que logró el galardón al mejor filme en tres ocasiones. El año pasado, además, fue Pedro Almodóvar quien completó un doblete personal, al sumar al éxito de Todo sobre mi madre (1999) el de Hable con ella, mejor película europea de 2002. Pero aparte de los gigantes abonados a los premios, por supuesto, hay mucho más buen cine, como demuestran también otros dos nominados españoles. Las horas del día, de Jaime Rosales, premio de la crítica en Cannes, compite en la categoría de película revelación, mientras que The trumouse show, de Julio Robledo, lo hará en la categoría de cortometrajes. Otros filmes españoles como Soldados de Salamina, Los lunes al sol o La luz prodigiosa, en cambio, no pasaron por la criba del proceso de nominación, realizado también por los integrantes de la Academia Europea de Cine, encabezada por el director alemán Wim Wenders.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de diciembre de 2003.