Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Decimocuarta jornada de Liga

La astucia de Aragonés liquida al Villarreal

Luis Aragonés en estado puro. La astucia, la sabiduría y todo lo demás. El técnico del Mallorca advirtió que había un jugador en el Villarreal -Coloccini- que se enmarañaba cada vez que trataba de iniciar la jugada desde atrás. Que sufría una empanada considerable en su posición de medio centro. E impartió órdenes a sus delanteros y volantes el descanso: ¡hay que presionar a Coloccini, aunque sea en su propia área! Lo hizo Colsa, que le robó el balón, y del resto se encargaron Campano y Eto'o, dos jugadores de lujo. Dos paredes fraguadas por el inspiradísimo Campano acabaron con un Villarreal que penó su falta de futbolistas de banda. Su exceso de medio centros: los dos defensivos (Coloccini y Josico) y los dos ofensivos (Riquelme y Roger). De nada le sirvió la inmensa calidad de estos dos últimos. No había nadie que oxigenara por los lados. Son los rigores de una plantilla tan corta. Las lesiones -ayer se cayó Arruabarrena al cuarto de hora-no perdonan al conjunto amarillo, que tan sólo cuenta con 17 jugadores profesionales.

VILLARREAL 0 - MALLORCA 2

Villarreal: Reina; Pedro Martí (Víctor, m. 56), Ballesteros, Quique Álvarez, Arruabarrena (Belletti, m. 16); Coloccini (Arzo, m. 60), Josico; Roger, Roman; José Mari; y Anderson.

Mallorca: Leo Franco; Cortés, Olaizola, Lussenhof, Poli; Campano, Colsa, Marcos (Raúl Martín, m. 83), Nené (T. González, m. 79); Correa (Bruggink, m. 56); y Eto'o.

Goles: 0-1. M. 54. Tras una pared con Campano, Eto'o bate a Reina de disparo raso y cruzado. 0-2. M. 59. Campano combina con Bruggink y marca de tiro colocado.

Árbitro: Esquinas Torres. Amonestó a Arruabarrena, Colsa y Poli.

Unos 5.000 aficionados en El Madrigal.

Es asombrosa la capacidad regenerativa del Mallorca. Todos los años, a principio de curso, parece que es un conjunto descompuesto y desmantelado. Todos los años, llega el primer tercio del campeonato, y el cuadro balear ya tiene una pinta apreciable. Mérito de su secretaría técnica. Y, por supuesto, mérito de Luis Aragonés, que llega y le da alas a un Campano con mucho fútbol por enseñar a sus 25 años. Sin nadie que se hubiera dado cuenta. Si además Eto'o se deja caer al centro del campo, como ayer, Coloccini es presa fácil. El camerunés estuvo poco acompañado por Correa y hubo de buscar una compañía más adecuada: Campano, que pinta las paredes como churros. Suficiente para que el Mallorca sumara su quinta victoria consecutiva.

El Villarreal mereció algún gol, sobre todo cuando entró Víctor y cuando Riquelme sacó todo lo que le quedaba. También Roger, que protagonizó una acción soberbia oscurecida por la derrota de su equipo. Un zurdazo desde casi 60 metros que salvó apuradísimo Leo Franco en su carrera angustiosa hacia atrás. Después de marcar el domingo en Riazor, Roger estaba anoche radiante. No hubo nadie, sin embargo, que diera lustre a sus magníficos pases. Campano, en cambio, sí tuvo esa prolongación de su talento. Eto'o, claro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2003