Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva planta de Alcan en Alzira emplea a 350 personas

La multinacional del aluminio invierte 25 millones y remoza Lawson Mardon Suñer

La multinacional del aluminio Alcan, con base en Canadá, ha invertido 25 millones de euros para remozar las instalaciones que controlaba en Alzira a través de Lawson Mardon Suñer y tiene previsto emplear a 350 personas a partir de su inauguración, prevista el próximo martes. La planta de Alzira servirá a todo el mercado español, la segunda fábrica de Alcan en España, en Molins de Rei, es mucho más pequeña.

Alcan produce todo tipo de embalajes metálicos, desde latas de conserva a presentaciones más sofisticadas para ciertos productos farmacéuticos. La firma controla todo el proceso del aluminio desde su extracción. Alcan es propietaria o socia de varias explotaciones mineras de aluminio y bauxita en todo el mundo.

La fábrica de Alzira, bajo la marca Lawson Mardon Suñer, creció en paralelo a la producción de helados en la localidad de La Ribera y también servía embalajes para confitería y galletas.

Alain Dudoit, embajador canadiense, anunció ayer en Valencia que el objetivo de la nueva planta de Alzira es servir a todo el mercado español. Dudoit se entrevistó con Francisco Camps, presidente de la Generalitat, y subrayó que la nueva instalación puede ser un "faro para atraer otro tipo de inversiones de Canadá" hacia la Comunidad Valenciana.

El embajador subrayó las relaciones de la empresa canadiense Bombardier con Air Nostrum y apuntó la posible cooperación de la firma en nuevas infraestructuras de transporte.

Dudoit aseguró tras la entrevista que abordó con Camps cuestiones relativas a la transferencia de tecnología y a la importancia que Canadá y la Comunidad Valenciana otorgan a la cuestión. Dudoit se interesó por las investigaciones en nanotecnología y biotecnología que desarrolla la Universidad Politécnica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003