Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Gas interpreta el monólogo autobiográfico 'Mi suicidio', del dramaturgo suizo Henry Roorda

Desde 1980, el director Mario Gas no visitaba los escenarios de Madrid como actor, faceta en la que trabaja esporádicamente. Ahora lo hace dentro del Festival de Otoño con Mi suicidio, un pequeño ensayo escrito en 1925 por el matemático, dramaturgo y pedagogo suizo Henry Roorda (1870-1925).

El montaje, que se estrenó anoche y estará hasta el día 15 en la sala Cuarta Pared, fue una idea de Fernando Bernués, profesional ligado a la compañía Tanttaka Teatroa, con la que se ha convertido en uno de los directores más sólidos del panorama escénico español. Bernués pensó en Gas para interpretar este texto y ayer confesó que "de no haber aceptado no lo hubiera hecho".

Una obra autobiográfica ya que en ella su autor explica las razones que le llevaron a quitarse la vida, algo que hizo inmediatamente después de terminar de escribir Mi suicidio.

Gas y Bernués dicen que Mi suicidio es "un libro de una sinceridad profunda y decisiva en el que su autor desgrana las preguntas esenciales de la vida, el amor, la sociedad, el trabajo y el placer mientras prepara su fin", y añaden: "Se trata de un texto existencialista, conciso, tan puro como la belleza que le ataba a la vida", dicen de esta obra que en origen el autor pensó titular El pesimismo alegre".

Mario Gas, que tenía ganas de enfrentarse a un monólogo, afirma que no es un texto pesimista: "Incluso roza un humor paradójico; desde la sinceridad y ecuanimidad habla con ternura y lucidez de la decadencia física o de la presión social que hay sobre el individuo, no dejándole crecer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 2003