Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LA LIDIA | México

Diluvio inaugural

La intensidad de la lluvia inundó en unos cuantos minutos el ruedo, el callejón y los tendidos. Durante la faena magistral del Zotoluco, el ruedo ya tenía 10 centímetros de agua. El diestro remató con una media verónica de cartel los lances con que saludó al débil primero, y, hecho un poste, se atragantó por chicuelinas en su quite. Con oficio hizo embestir al aplomado pero noble enemigo y lo metió a la sarga. Superó la ejecución de su trasteo cargando la suerte y templando sus series de acompasados naturales y derechazos.

Lo mejor de Fermín Bohórquez son sus hermosos y bien adiestrados caballos, pues él anduvo bastante errático. Sólo en las banderillas a dos manos clavó bien al estribo. En medio de protestas dio la vuelta al ruedo por su cuenta.

Dos ganaderías / Zotoluco, Luévano, Spínola, Bohórquez

Un toro de Teófilo Gómez, descarado y descastado , y otro de Vistahermosa, para rejoneo, justo. Zotoluco: pinchazo y estocada honda (diluvio). Fermín Bohórquez: rejón de muerte trasero y contrario (vuelta protestada). Monumental Plaza México, 2 de noviembre. Inauguración de la temporada 2003-2004. Más de media entrada.

José María Luévano y Fermín Spínola no actuaron por la suspensión del festejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2003