Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

Paz Padilla ficha a El Terrat para reírse de sus vivencias

Todo el mundo conoce la gracia y los chistes de la gaditana Paz Padilla, pero ahora la humorista se atreve a un poco más, amparada por El Terrat, y cuenta su vida en el teatro Fígaro (Doctor Cortezo, 5) con el espectáculo Ustedes se preguntarán cómo he llegado hasta aquí. "Con exageración andaluza", según define la propia Padilla, se enfrenta al público en un monólogo del que no le importa improvisar algunas cosas "si la gente está por participar".

Durante una hora y 45 minutos, Paz Padilla repasa su trayectoria vital sin obviar detalles como los orígenes "muy humildes" de su familia. Su experiencia como enfermera en un hospital, la primera selección de actores a la que se presentó y las actuaciones en las plazas de los pueblos, nutren el monólogo con el que Padilla tratará de arrancar la carcajada del respetable a partir de hoy.

La humorista tampoco se olvida de la fama, a la que considera absurda al tiempo que bienvenida. "Ser famosa me ha llevado a publicar un libro y a sentarme al lado de Antonio Gala y Eduardo Mendoza, y eso para mí es bastante. Además, ¡ he conocido a Ana Botella! ¿Qué más quiero?", ironiza.

Este montaje está cocinado por El Terrat. Esto es, los catalanes Andreu Buenafuente -quien a los siete años era un niño precoz que ya dirigía obras de teatro sin actores- y Santi Millán, un actor curtido que, sin embargo, aprovecha este espectáculo para debutar como director. "Los dos son muy currantes", opina Padilla. "Andreu es una especie de Woody Allen, pero sin manías; es muy creativo y va contra corriente", añade. A Santi Millán, la humorista le auguró hace tiempo un éxito rotundo: "Le dije que iba a dar el pelotazo y lo está consiguiendo, entre otros trabajos, con la serie Siete vidas". "Andreu pone la creatividad; yo, la frescura y la espontaneidad, y Santi, las técnicas del teatro", dice Padilla. Después de pasear el montaje por media España, este trío espera cautivar al público madrileño.

Bibi y Sergio Pazos

También llegan al escenario con ánimo seductor Bibiana Fernández y Sergio Pazos, que protagonizan el cabaret No se nos puede dejar solos en el Corral de la Morería (Morería, 17). A lo largo de 14 escenas, representan numerosos papeles -"sin dejar de ser ellos mismos", explica el director del montaje, Esteve Ferrer- para referirse a la soledad y a la necesidad del otro y del diálogo. "Yo hago de todo, de padre y de madre de Sergio, de su hija, de su amante y hasta de monja", resume Bibiana Fernández, para quien este proyecto supone "un enorme reto y una gran responsabilidad".

Junto a las noticias de estrenos, el panorama teatral madrileño cuenta con imprevistos. Es el caso de Mi querido embustero, protagonizada y dirigida por Norma Aleandro y Sergio Renán. La obra, estrenada en septiembre pasado en el teatro Marquina, iba a mantenerse hasta el 9 de noviembre, pero ha debido cancelarse "ante la urgentísima necesidad del desplazamiento de Norma Aleandro a Argentina por grave y urgente intervención quirúrgica de su esposo", informa la productora.

Los espectadores podrán recuperar el importe de sus localidades en la taquilla del teatro (Prim, 11) si fueron adquiridas allí; las compradas por teléfono o Internet serán abonadas en las cuentas (información en el tel. 902 221 622).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 2003