La policía rumana retira el pasaporte a 86 ciudadanos expulsados de España

Las autoridades rumanas ha suspendido el derecho de usar pasaporte a 86 ciudadanos rumanos expulsados ayer de España por residencia ilegal, según informó la Policía de Frontera del aeropuerto de Bucarest-Baneasa. La validez de los pasaportes quedará suspendida por un periodo determinado, en función de la gravedad de las infracciones cometidas.

Los expulsados -62 hombres, 23 mujeres y un menor-, de los cuales sólo 45 estaban en posesión de pasaporte, salieron en su mayoría ilegalmente de Rumania a partir del año 2002. Los policías rumanos han impuesto ya 36 multas y ahora investigan a seis personas sospechosas de falsificación de documentos de identidad.

Asimismo, los agentes investigarán si los expulsados cometieron delitos en Rumania antes de abandonar el país o si lo han hecho en España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS