Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El retraso de la jubilación más allá de los 65 años de edad ha sido utilizado por 15.000 personas

La posibilidad de retrasar la jubilación más allá de los 65 años de edad o de compatibilizar una pensión con un empleo a tiempo parcial solamente ha sido utilizada por 15.000 personas en su primer año de vigencia. El dato fue facilitado ayer por el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, que aseguró que se trata de "una medida de las más avanzadas de Europa" y que permite acogerse a la jubilación gradual y flexible, con carácter voluntario, a los trabajadores que quieran permanecer en su actividad más allá de la edad legal de jubilación (65 años) o hacer compatible el cobro de parte de la pensión con un empleo a tiempo parcial. Una opción adoptada por un colectivo que representa un 7,5% frente a las más de 200.000 personas que se han jubilado en ese periodo.

El ministro informó asimismo en las jornadas organizadas para conmemorar el 25º aniversario de la Tesorería General de la Seguridad Social que el sistema público prevé llegar a 16,9 millones de cotizantes a finales de 2004, con un incremento del 1,9%, y que supone 600.000 más que el objetivo fijado por el Gobierno para finales de 2003.

A partir de enero próximo las pensiones tendrán una revalorización igual a la inflación prevista (2%), más la desviación del IPC de 2003, aunque habrá una mejora "de forma notoria", según Zaplana, para las prestaciones de viudedad y algunas de las pensiones mínimas.

Ese aumento se concretará este mes en la comisión de seguimiento del acuerdo de pensiones firmado por el Ejecutivo, el sindicato CC OO y la patronal CEOE, no suscrito por UGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 2003