Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los delitos bajaron en verano un 12,6% en las zonas rurales

Balance muy positivo. Así calificó ayer el delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui, el desarrollo de la Operación Verano en los pueblos vigilados por la Comandancia de la Guardia Civil (aquellos menores de 50.000 habitantes). Según los datos aportados por el delegado, los delitos han bajado en estos meses un 12,6% con respecto al mismo periodo del año pasado.

La Operación Verano, que se ha desarrollado entre el 1 de julio y el 15 de septiembre en toda la región, ha contado con 5.000 agentes que se han dedicado a diversos servicios. El delegado del Gobierno, acompañado del general de la zona Centro, Manuel Fuentes Cabrera, y del coronel de la Comandancia de Madrid, José Navarro, presentó el balance.

Los delitos que más han bajado fueron los referidos al patrimonio (robos). "Hay que tener en cuenta que la zona que vigilamos está formada por segundas residencias que se llenan durante el periodo estival, lo que hace que los ladrones se marchen a otros lugares", señaló José Navarro. En lo que va de año, la bajada acumulada de los delitos es del 6,38%.

La Guardia Civil ha incoado 1.000 denuncias por consumo de droga en la vía pública durante el verano y se ha incautado de 250 armas blancas prohibidas durante las llamadas Operaciones Búho, que se desarrollan los fines de semana en los lugares de mayor concentración de jóvenes.

120 millones en drogas

El balance de aprehensión de droga en el aeropuerto de Barajas también resulta "muy positivo", según Ansuátegui. Desde enero, los guardias civiles se han incautado de 2.000 kilos de cocaína, de 35 de hachís y de 30.000 pastillas de éxtasis. Además, han detenido a 235 personas acusadas de narcotráfico, de las que 48 han sido en los meses de verano. El valor del estupefaciente incautado es de unos 120 millones. En el mercado habría multiplicado por cuatro su precio, según el delegado.

Los incendios forestales también han marcado buena parte de la actividad del instituto armado durante el verano. La Guardia Civil ha recibido en estos meses cerca de 2.000 llamadas (900 en julio y más de 1.000 en agosto) de madrileños o turistas que alertaban sobre la existencia de fuegos. En verano, se han registrado 135 incendios en la región frente a los 198 del año pasado. Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han detenido a tres personas acusadas de provocar incendios.

La Operación Verano se ha saldado con 22 víctimas mortales en accidentes de tráfico, frente a las 18 que se produjeron en el mismo periodo del año pasado. "Es lógico el aumento porque las operaciones entrada y salida han sido más largas que otras veces. Han coincidido con fines de semana", señaló el teniente coronel de la Agrupación de Tráfico, Benito Salcedo. Los agentes destinados a este servicio han efectuado 55.359 pruebas de alcoholemia en lo que va de año, de las que cerca del 5% (2.436) han sido positivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 2003