Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrero culpa al PSOE y a la UCD de que no haya límites a las transferencias autonómicas

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, uno de los ponentes de la Constitución de 1978, aseguró ayer que si no existe en ese texto constitucional una cláusula de cierre de las competencias transferibles a las comunidades autónomas es porque tanto UCD como el PSOE se negaron a admitir una enmienda presentada por Xabier Arzalluz en la que éste propuso que hubiera una serie de competencias intransferibles. Herrero de Miñón explicó que tanto la UCD como el PSOE pensaron que, al provenir de un dirigente nacionalista, se trataba de una propuesta-trampa, y no la aceptaron. "A esa reacción irracional se debe el que la tabla de competencias transferibles esté permanentemente abierta". Herrero de Miñón subrayó este aspecto durante la presentación del libro España de cerca. Reflexiones sobre 25 años de democracia (editorial Trotta), del que es autor el catedrático Manuel Ramírez, director de la Fundación de Estudios Políticos Lucas Mallada y del Centro Unesco de Aragón.

Ramírez destacó como factores que facilitaran la transición el hecho de que había sido restablecida la monarquía, la existencia de una clase media que no quería más guerras civiles y tenía miedo a perder su bienestar, y una nueva derecha, que ya no era "cerril".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de septiembre de 2003