Detenidos otros cinco presuntos miembros de la célula española de Al Qaeda

Uno de los arrestados recibió adiestramiento en campos de Bin Laden en Afganistán

La policía detuvo ayer por orden del juez Baltasar Garzón a cinco presuntos integrantes de la célula española de Al Qaeda en Madrid, Granada y Alicante. Cuatro de ellos -naturales de Siria aunque uno está nacionalizado español- están supuestamente relacionados con la financiación del grupo y vinculados al periodista Tayseer Alouny, mientras el quinto -natural de Marruecos- sería un "terrorista durmiente con una alta cualificación" y con experiencia de combate ganada en la guerra de Afganistán, según indicaron fuentes de la investigación.

Las detenciones fueron ordenadas por Garzón, bajo la acusación de pertenencia a banda armada, en el mismo día que hacía público el auto en el que procesa a 35 miembros de Al Qaeda, incluido Osama Bin Laden, por los atentados del 11-S. Las fuentes consultadas indicaron que los detenidos forman parte del círculo del periodista de la cadena qatarí Al Yazira Tayseer Alouny, con quien supuestamente habrían colaborado para el envío de fondos al extranjero, y también con Muhamed Galeb Kalaje, Abu Talha, y Ghasoub al Abrash Al Ghalyoun, alias Ghusub.

Estos últimos, españoles de origen sirio, disponían de empresas inmobiliarias en Madrid desde las que, supuestamente, se "canalizaban importantes cantidades de dinero a destacados activistas islámicos radicados en Estados Unidos, Arabia Saudí, Bélgica, China, Turquía, Jordania o Palestina", según indicaron fuentes de la investigación y judiciales.

Las dos personas detenidas en Madrid son los hermanos Ahmad y Waheed Koshagi Kelami, que presuntamente pertenecían al grupo dirigido por Imad Eddin Barakat Yarkas, Abu Dahdah, y que estaban siendo vigilados por la policía desde 2001. En Granada fue detenido Hamal Hussein Hussein, mientras en Alfacar, lugar de residencia en España de Alouny, fue detenido Hassan Al Husseini. Ambos supuestamente pertenecían al denominado grupo de jóvenes de Granada de la Hermandad Islámica, presuntamente captados por Abu Dahdah y Alouny.

Todos los citados, de origen sirio, están incluidos en el auto dictado el miércoles por Garzón, con distintos grados de implicación en Al Qaeda. El único que no aparece citado es el detenido en la localidad alicantina de Benitachell, el marroquí Saddik Merizak Abdulrahman. Éste llevaba unos dos años en la zona y había desarrollado trabajos de albañilería.

Según fuentes de la investigación, Merizak está relacionado con Ahmed Abderrahaman Hamed, Abu Duhana, el ciudadano español natural de Ceuta que fue hecho prisionero en la guerra de Afganistán y que se encuentra preso en la base norteamericana de Guantánamo. Los mismos medios indican que Merizak intentó entrevistarse con el preso español para recabar datos sobre las personas que fueron detenidas en España. Otras fuentes explican que el ceutí señaló que había coincidido en Afganistán con Merizak.

Sadik Merizak habría recibido adiestramiento para realizar acciones terroristas en el campo de entrenamiento Faluk de Afganistán, donde coincidió con Abu Duhana. Las pesquisas apuntan a que Merizak habría superado las tres fases de entrenamiento y que era un miembro de un comando durmiente "con una alta cualificación". El primer nivel es de técnicas de guerrilla; el segundo, de preparación en explosivos y el tercero, un cursillo muy especializado "para una tarea concreta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50