Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bofill Jr, absuelto

Ricardo Bofill júnior, hijo del famoso arquitecto del mismo nombre y novio de la cantante mexicana Paulina Rubio, ha sido absuelto de las acusaciones de conducir ebrio, chocar contra un árbol y negarse a someterse al test de alcoholemia por un juzgado de Barcelona. Entre otras razones, la sentencia establece que no se ha podido comprobar hasta qué punto la ingesta de alcohol afectó su conducción. El fiscal pedía siete meses de cárcel, una multa de 5.400 euros y dos años de retirada del carné de conducir. Los hechos se remontan a la madrugada del 21 de julio de 2000, cuando Ricardo Bofill, tras asistir a una fiesta, conducía un BMW por una calle de Sant Just Desvern cuando chocó contra una papelera y un árbol, causando daños por unos 71 euros, que reclama el Ayuntamiento de esta localidad vecina a Barcelona. Según la versión del fiscal, Bofill había ingerido bebidas alcohólicas, por lo que "tenía mermadas sus facultades psicofísicas, con la consiguiente lentitud de reflejos, reducción del campo visual y alteración de la percepción, efectos que limitaban gravemente su aptitud para el manejo del vehículo". Una patrulla de la policía local se personó en el lugar de los hechos e informó al conductor de las pruebas de alcoholemia a las que debía someterse, a lo que se negó, siempre según el ministerio público, "sin causa justificada y desatendiendo las órdenes de los agentes". Pese a reconocer que Bofill ingirió una cantidad indeterminada de alcohol, el juez, ha decidido creer la versión del hijo del famoso arquitecto argumentando que no se puede probar que esta ingesta tuviera efectos sobre la conducción, además de dar credibilidad a la versión del acusado según la cual los agentes de policía que acudieron al lugar del accidente no insistieron en que era obligatorio someterse al test de alcoholemia. Con posterioridad a este incidente, Bofill fue sorprendido por la Guardia Urbana de Barcelona tras saltarse un semáforo en rojo cuando conducía su motocicleta bajo los efectos del alcohol, por lo que fue condenado en septiembre de 2002 a una multa de 2.160 euros y a un año de retirada del permiso de conducir.-

- ROSSI, EL PADRE-POP, AMENAZADO POR 'NARCOS'

El padre Marcelo Rossi, una verdadera estrella pop de la fe católica brasileña, ganador incluso de un Grammy latino, está bajo protección de escoltas del Gobierno del Estado de São Paulo, que han tomado muy en serio las amenazas de una banda de narcotraficantes. Según la oficina de prensa del sacerdote, citada por la Agencia Folha on Line, el cura fue alertado desde hace dos semanas por el gobernador paulista, Geraldo Alckmin, sobre la posibilidad de ser atacado, pues estaría en una lista de "secuestrables" del llamado Primer Comando de la Capital, una de las más temidas bandas de narcotraficantes de Brasil. La pasada semana el secretario de Seguridad del Estado de São Paulo, Saulo de Castro Abreu, también transmitió las recomendaciones al religioso, quien pasó a ser escoltado por policías militares. Las autoridades, los directores de cárceles y algunos religiosos están en el punto de mira de las bandas criminales como represalia al combate al crimen que lleva a cabo el Gobierno de São Paulo. La información trascendió a la prensa tras un supuesto intento de secuestro contra Rossi ocurrido el jueves pasado, cuando su automóvil fue interceptado por otro vehículo en el sur de São Paulo. La escolta del religioso viajaba a corta distancia en otro automóvil, razón por la cual los supuestos bandidos huyeron. A pesar del susto, el sacerdote mantiene su compromisos diarios, afirmó su oficina de prensa. Rossi es el principal exponente en Brasil de la renovación carismática en la Iglesia católica y se ha convertido en una verdadera figura del negocio del espectáculo, a través de multitudinarios conciertos, ventas de discos y hasta bendiciones impartidas a través de teléfonos móviles. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2003