Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MERCADO DE FICHAJES

El Chelsea contrata a Verón por 22 millones

Tan criticado por sus detractores como ensalzado por su legión de admiradores, el centrocampista argentino Juan Sebastián Verón vuelve a tener un papel protagonista entre los traspasos del verano. El Chelsea ha pagado por él 21,8 millones de euros. Verón llega a Stamford Bridge con una doble responsabilidad: liderar un proyecto de más de 100 millones de euros y cubrir con su juego el enorme vacío dejado por el italiano Zola.

Verón, de 28 años, dejó en 2001 el Lazio para fichar por el Manchester, que pagó por él casi 45 millones de euros. Sir Alex Ferguson, que había ganado la Champions dos años antes con Butt y Keane como doble pivote, veía al argentino como el perfecto acompañante del internacional irlandés. La nueva estrella del United seducía a la prensa, a los seguidores y a los patrocinadores, pero tenía que ver desde el banquillo cómo el equipo seguía jugando mejor con el pelirrojo Nicky Butt al mando.

Una situación nueva para Verón, acostumbrado a ser la primera bailarina en todos los equipos. En Estudiantes de la Plata, donde debutó en 1994, vivió dos años bajo el estigma de ser el hijo de la Bruja Verón, leyenda viva del club y triple campeón de la Libertadores en los 60. La Brujita, como fue inevitablemente bautizado, enseguida destacó como mediapunta y participó en el retorno del equipo a Primera. Boca Juniors es su siguiente etapa. Aterriza en La Bombonera como comparsa del retornado Maradona y sale como ídolo de la afición con destino a Italia. Del Sampdoria al Parma, del Parma al Lazio y del Lazio al Manchester en cinco años. Una progresión geométrica que hace pensar en una figura de nivel mundial, que se frena cuando Alex Ferguson prefiere el trabajo de Butt que las sutilezas de Verón.

En el Chelsea no tendrá ese problema. Desde que se hizo con el club, Roman Abramovich ha ignorado la tendencia del mercado, ha ofrecido cifras astronómicas por jugadores como Vieri y Raúl, y ha acabado pagando por el irlandés Damien Duff lo mismo que el Madrid por Beckham. Con la llegada de Verón, Abramovich pone la guinda a su proyecto y el argentino vuelve al centro del escenario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de agosto de 2003