Necrológica:Perfil
i

Mahfud Nahnah, cabeza del islamismo moderado argelino

El jeque Mahfud Nahnah, jefe del partido integrista legal argelino Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP) falleció ayer jueves 20 de junio a la edad de 61 años. Su muerte se produjo después de varios meses de internamiento en centros clínicos de París y Ammán, donde fue tratado de un cáncer que le afectó uno de los riñones y se complicó por su estado de diabético insulinodependiente.

Nahnah nació en la ciudad de Blida el 27 enero de 1942, en el seno de una familia acomodada opuesta a la presencia francesa y al empleo de la lengua del poder colonial por estimar que ello "corrompía la identidad del pueblo musulmán". Perfecto conocedor de la lengua y la cultura islámica, obtuvo una licenciatura en árabe y ejerció como profesor de literatura durante los primeros años de la independencia de Argelia, en 1962.

Su militancia integrista nació en esa época en los círculos universitarios de Argel, donde se formó un grupo de seguidores del islamólogo Malek Benabi, exiliado en París al haberse opuesto al régimen de partido único, encarnado entonces por el Frente de Liberación Nacional (FLN).

En 1976 fue detenido junto a los demás firmantes de un manifiesto público contra el poder personal del presidente Huari Bumedián, exponiendo su rechazo al llamado "socialismo científico" y reclamando que la Constitución se refiriera estrechamente a los fundamentos del islam. Condenado a 15 años de cárcel, fue liberado en 1980 y, 10 años más tarde, en el marco de la reforma constitucional que implantaba el pluripartidismo, fundó el partido integrista denominado Movimiento de la Sociedad Islámica (Hamás).

Al adoptarse una nueva reforma de la Carta Magna en 1990, que prohibía la creación de partidos cuya ideología se basara en la religión islámica, Nahnah modificó el nombre de su formación, que pasó a convertirse en el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP).

Desde que fuera ilegalizado el Frente Islámico de Salvación (FIS) en 1991, la obsesión de Nahnah fue la recuperación de su electorado integrista, para lo cual se erigió en defensor de los dirigentes arrestados de la principal fuerza islámica de oposición.

Su hora de gloria se produjo en 1995 cuando se presentó a los comicios presidenciales celebrados en ese año y salió en segunda posición detrás del general Liamin Zerual. El MSP logró entonces cerca del 25% de los sufragios válidos, lo que le permitió a su principal dirigente afirmar con satisfacción que ese partido se había convertido en el legítimo heredero del FIS, aunque opuesto a la lucha armada como medio de acceder al poder.

En 1999, Nahnah quiso postular de nuevo a las presidenciales, pero no pudo lograrlo al haber visto rechazada su candidatura por los nuevos requisitos implantados por el poder central, en el sentido de justificar el haber participado a la llamada lucha de liberación nacional contra la presencia gala. Pese a ello, el MSP mantuvo una presencia en el Parlamento y formó parte de las coaliciones gubernamentales que se erigieron bajo las presidencias de Zerual y de su sucesor, el actual jefe del Estado, Abdelaziz Buteflika.

En las últimas elecciones legislativas celebradas el año pasado, la estrella del MSP empezó a palidecer al haber quedado este partido por debajo de otra formación integrista legal, el Movimiento Nacional de la Reforma (MNR), dirigido por su rival Abdalá Yaba-lá.

Nahnah pasará a la historia del integrismo argelino como el primer tribuno político que nunca rechazó vestir a la occidental, afirmando que no era la vestimenta islámica la que demostraría el apego a las estrictas reglas de la sharía o conjunto de leyes islámicas. Sus detractores le trataron de "jeque vestido con traje y chaleco", lo que nunca hizo mella en la popularidad que gozaba entre las clases menos favorecidas y en las barriadas más populares de Argel y otras localidades de Argelia.

Nahnah encarnaba el islamismo moderado y moderno que congregaba a las clases medias, a los profesores, los universitarios y los comerciantes. Y también las mujeres, ya que el MSN era, sin duda, el partido con mayor número de mujeres militantes, que eran además muy activas.

Optó por una estrategia realista, fundada sobre el Estado, la moderación y la participación. Su fin último no era alcanzar el poder, sino participar en la puesta en marcha de un proceso de democratización para "reislamizar la sociedad".

Con la desaparición de Nahnah, es la supervivencia misma del MSP lo que está en cuestión. Será muy difícil reemplazar a un hombre cuyo nombre se confunde con el de su partido.-

Mahfud Nahnah.
Mahfud Nahnah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50