Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV descarta intervenir para que Telefónica mejore la OPA sobre Terra

El organismo de supervisión vigilará la contabilidad de las empresas cotizadas

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Blas Calzada, afirmó ayer ante la Comisión de Economía del Congreso que este organismo no podrá hacer nada por variar el precio de 5,25 euros que ofrece Telefónica en la OPA lanzada sobre Terra. "Si pone un precio malo la oferta fracasará, y si es bueno, conseguirá sus objetivos. Calzada abordó una posible sanción a Bami por comprar acciones de Metrovacesa durante la OPA lanzada por las italianas Quarta y Astrim. Anunció que, a partir de 2005, la CNMV vigilará la contabilidad de las empresas cotizadas.

El responsable del órgano regulador de los mercados en España dio ayer un repaso de más de dos horas sobre la situación de los mercados en 2002 y sobre los numerosos frentes que tiene abiertos el organismo supervisor, a preguntas de los diputados.

Calzada subrayó que el organismo supervisor no tiene capacidad para influir en el precio de 5,25 euros ofrecido por Telefónica a los accionistas de Terra en la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) lanzada la pasada semana. Sólo en caso de OPA de exclusión el precio tendrá que ser autorizado por la CNMV. Unas palabras que dan respuesta a la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), que ayer mismo remitió al presidente del organismo regulador una carta donde señalaba que es "esencial" la suspensión de la OPA para estudiar la "grave" situación creada y adoptar las medidas oportunas para recuperar a Terra como empresa de Internet.

Calzada se refirió también a las tres operaciones vividas el pasado año en las que los compradores adquirieron paquetes cercanos al 25% del capital con la intención de hacerse con el control de las compañías (Sacyr sobre Vallehermoso, Bami sobre Metrovacesa y ACS sobre Dragados). Consideró que algunas de estas estrategias habían fracasado porque no han conseguido el control. En el caso concreto de Bami -la CNMV ha suspendido los derechos políticos de Bami en Metrovacesa hasta que lance una OPA- apuntó que "se pueden derivar consecuencias sancionadoras al adquirir títulos (Metrovacesa) durante la OPA (lanzada por las firmas italianas Quarta y Astrim)". Calzada, calificó este asunto de "inquietante" y reconoció que decidieron esperar a que concluyera la OPA porque "actuar antes tenía más inconvenientes que ventajas".

Los temas abordados por Calzada fueron los siguientes:

- Ley de OPA. Respecto a la nueva regulación de las OPA reconoció que el nuevo texto legal era menos objetivo en general. Un mayor margen de interpretación que, sin embargo, negó en la exención de lanzar una oferta cuando se superaba el 25% del capital donde, según Calzada, los supuestos están muy claros. Excepción de la nueva norma en la que el diputado de Convergencia i Unió, Josep Sánchez Llibre, se mostró totalmente en contra.

- Vigilancia contable. Calzada se refirió también a la nueva contabilidad que deberán adoptar las empresas cotizadas en 2005 que servirá para dar "una idea mejor de la situación de la empresa". En este sentido, expuso que las competencias de la CNMV se iban a extender a la vigilancia de la contabilidad de las firmas cotizadas. Actualmente, la CNMV tiene limitado este control a las auditorías que presentan las sociedades.

- 'Caso Alierta'. A preguntas del diputado del PSOE, Antonio Cuevas, sobre el caso de presunta información privilegiada en la persona del anterior presidente de Tabacalera, César Alierta, Calzada explicó que la CNMV había ofrecido toda la información que le habían solicitado los juzgados. Apuntó que habían realizado dos envíos distintos a la Fiscalía Anticorrupción y al fiscal general del Estado y se les mandó "lo que habían pedido". Y añadió: "No voy a hacer una investigación paralela a la realizada por la justicia".

- Buen gobierno. El presidente de la CNMV destacó que lo más importante en los códigos de buen gobierno era la creación del comité de auditoría, así como flexibilizar las juntas generales de accionistas. "También queremos controlar lo que en estos aspectos realmente hagan las sociedades cotizadas, frente a lo que anunciaron que iban a hacer".

Respecto a la polémica sobre los elevados sueldos de consejeros, así como sobre los blindajes de sus puestos, Calzada apuntó que la ley sólo obliga a comunicar la retribución conjunta del consejo y se mostró contrario a los fuertes pagos "por dejar de trabajar", pero en esta materia de blindajes y remuneración reconoció que este organismo carece de competencias. Calzada resaltó: "No me gusta que algunos miembros de consejos de administración tengan remuneraciones escandalosas", aunque concluyó que lo único que se puede hacer es informar a los accionistas de "esa millonada".

- Ley de Inversión Colectiva. Respecto a la legislación de instituciones de inversión colectiva que, actualmente, se encuentra en trámite parlamentario, Calzada apuntó que habían realizado numerosas sugerencias técnicas al proyecto. "Permitirá más libertad de actuación a los fondos y sociedades de inversión, pero deben informar a sus partícipes o accionistas con claridad sobre los activos en los que invierten. Nosostros vigilaremos esta información y que declaren los activos realmente poseídos".

Por último se refirió al reglamento de régimen interno de la CNMVque será aprobado en breve y que permitirá introducir continuamente modificaciones para adecuarse a los cambios de los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de junio de 2003