Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de Iberia aprueba el relevo de De Irala en el mes de junio

Fernando Conte sustituirá al actual presidente, que pasará a dirigir la caja BBK

El Consejo de Administración de Iberia aprobó ayer por unanimidad aceptar la renuncia del actual presidente, Xabier de Irala, y su sustitución por el consejero de la compañía Fernando Conte. El relevo se producirá el próximo 12 de junio, fecha en la que la compañía celebrará su junta de accionistas. Xabier de Irala abandona la compañía, tras siete años de gestión, para presidir la caja Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK).

El consejero delegado del Grupo Asea Brown Boveri (ABB) en España, Fernando Conte, de 53 años, que pertenece al Consejo de Administración de la línea aérea como independiente desde 2002, pasará a convertirse en presidente de Iberia tras la junta de accionistas de la aerolínea el próximo 12 de junio. El consejo, en sesión extraordinaria, acordó por unanimidad que De Irala permanezca en el cargo hasta la celebración de la junta general el próximo día 12 de junio. Ninguno de los accionistas del núcleo estable (Caja Madrid, BBVA, Logista, El Corte Inglés, Ahorro Corporación y British Airways) puso ningún otro candidato sobre la mesa. En la próxima junta se nombrará probablemente su sustituto en el consejo.

Así, Conte pasará de ser consejero independiente, designado por el grupo Amadeus, a presidente de Iberia, después de que su nombramiento se produjera por unanimidad del consejo. El nuevo presidente, Fernando Conte García, ha estado vinculado profesionalmente al grupo ABB, primero en la filial española de Asea y después en Centroamérica y Venezuela como director de regional y director de división hasta 1984. Desde esa fecha ha desempeñado puestos de responsabilidad en Asea y en el grupo ABB. De 1992 a 1994 fue director general de ABB Trafo y en 1994 consiguió el cargo de vicepresidente del segmento de transmisión y distribución de energía de Iberia.

Colaborador de De Irala

En ese tiempo fue colaborador de De Irala cuando éste era presidente de la firma de bienes de equipo, así como de Ángel Mullor, actual consejero delegado de la compañía aérea y cuya continuidad se da por segura. Como consejero de Iberia ha formado parte de la Comisión de Nombramientos.

La salida de De Irala está motivada por su interés en acometer nuevos proyectos en la gestión empresarial tras ejercer siete años como presidente de la aerolínea. En este tiempo se han aprobado los planes directores de Iberia que han supuesto sacar a la empresa de una quiebra técnica a números negros, superar las crisis internacionales del sector, así como abordar la privatización de la compañía y lograr en el ejercicio 2002 ser una de las pocas líneas aéreas del mundo cuya cotización ha subido en Bolsa.

Xabier de Irala llegó a la presidencia de Iberia el 26 de junio de 1996, procedente de ABB-España, donde era consejero delegado, y desde entonces ha logrado sacar a la empresa aérea española de una cuenta de pérdidas a beneficios, y ha sido parte activa de la privatización de la compañía.

También ha pasado por momentos difíciles al frente de la compañía, como cuando en el verano de 2001 tuvo que cerrar las operaciones por no poder garantizar la seguridad en los aviones por la huelga de pilotos, lo que obligó al Ministerio de Fomento a intervenir.

El presidente saliente asegura que llegó a Iberia para sanear la empresa, preparar su privatización y su salida a Bolsa. "Iberia se encuentra hoy en una situación inmejorable para acometer todo el futuro que tiene por delante. Creo que ha llegado el momento de dejar paso a nuevas personas con nuevas ideas y nuevo empuje para liderar la nueva etapa", explicó De Irala. La decisión de De Irala tiene como telón de fondo su nombramiento como futuro presidente de la entidad financiera Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), de la que ya es consejero desde julio de 2002, por la jubilación de José Ignacio Berroeta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003