Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | 30ª jornada de Liga

El indulto de Víctor

Javier Irureta, por lo general condescendiente con las indisciplinas de sus jugadores, ha mostrado una severidad desconocida para castigar a Víctor, cuya opinión pesa mucho en el vestuario del Deportivo.

La paciencia del técnico pareció colmarse con el centrocampista madrileño cuando, hace tres semanas, después de quedarse en el banquillo frente al Madrid, arremetió públicamente contra él y luego se le enfrentó en una violenta trifulca en la caseta que trascendió a la prensa.

Desde entonces, Irureta había castigado a Víctor con la suplencia aun a riesgo de arrostrar las críticas de la grada, en la que Scaloni, el recambio, no es popular.

La penitencia empezó a terminarse hace una semana en el Camp Nou, donde Víctor entró en el descanso y contribuyó a que el Depor diese la vuelta al partido.

Ayer, por fin, regresó a la titularidad. Al borde del descanso, llegó la jugada de Makaay que sirvió a Víctor el gol y seguramente la ocasión para ganarse el indulto definitivo. Con la amnistía a Víctor, Scaloni se retrasó al lateral derecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de abril de 2003