El PSE rechaza por "tramposas" las ofertas de diálogo de Arzalluz

El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, dio ayer un rotundo no por respuesta al emplazamiento del líder del PNV, Xabier Arzalluz, para "restaurar" la democracia tras afirmar que el País Vasco está regido "por una voluntad ajena".

López tachó de "ofertas tramposas de diálogo" las palabras que Arzalluz dirigió la víspera tanto al PSOE como a los nacionalistas catalanes y consideró inadmisible su "descalificación global del Estado de derecho". El socialismo no las aceptará, anunció, tras considerar una "burla" que el PNV trate de ganar la complicidad del PSOE para romper "todos los vínculos de unión entre los vascos". "No vamos a colaborar en maniobras desestabilizadoras, por mucho que pretendan disfrazarse de refuerzo de la democracia", dijo.

El dirigente socialista estimó que el presidente de la ejecutiva del PNV juega a "defensor de las tesis del brazo político de ETA" para recoger " las nueces electorales de Batasuna, aún a costa de "embarcar al país en una dinámica de pueblo frente a pueblo, nación contra nación y patria frente a patria" que conduce "al enfrentamiento permanente entre los vascos y entre Euskadi y sus instituciones con el conjunto de España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50