Marilyn Manson presentará en Festimad su sexto disco, 'The golden age of Grotesque'

Ayuntamiento y Metrosur retiraron su apoyo tras difundir el festival su lema, "La guerra mata"

Ayer por la mañana, dos presentaciones unían sus fuerzas en Madrid: la del Festimad 2003, que se celebrará los días 30 y 31 de mayo en el parque del Soto de Móstoles, y la del enfant terrible del rock norteamericano Marilyn Manson, que apenas pasó doce horas en España para anunciar su presencia en Festimad y presentar su sexto y último disco, The golden age of Grotesque. En ambas presentaciones hubo un denominador común claro: el "No a la guerra" contra Irak. Los organizadores del festival aseguraron ayer que el Ayuntamiento de Madrid y Metrosur retiraron su apoyo días después de que dieran a conocer el lema de la edición de este año: "La guerra mata".

Marilyn Manson, que llegó a Madrid la noche del domingo y se recluyó en el hotel donde se hospedó junto a su novia, su mánager y su guardaespaldas, apareció precedido del vídeo de su primer single, Mobscene, realizado por él. El cantante, ataviado con un traje de levita negro, cadena colgante, tirantes y su característico maquillaje, estuvo tremendamente educado y atento y no tuvo inconveniente en responder a las preguntas que se le hicieron sobre la guerra: "Es difícil ser hoy patriota en los Estados Unidos. Máxime, como es mi caso, cuando me han atacado tanto y he sufrido y sufro la censura. Como no tengo poder decisorio sobre lo que ocurre, lo único que puedo hacer es luchar por la democracia y la libertad de expresión. Aunque, con las cosas que están pasando en mi país, ya no sé qué pensar".

Manson explica que hay cierto paralelismo entre el movimiento de artistas norteamericanos que se han movilizado en contra de la guerra en Irak y el que protagonizaron los hippies de los años sesenta y setenta contra la guerra de Vietnam, aunque también dejó claro que "cuando los artistas están obsesionados con la política o protestando por algo justo, suele pasar que la música que hacen es mucho más aburrida. Yo prefiero crear un mundo paralelo en el que no pasen esas cosas terribles".

Sade, Brecht y Weill

En su último disco lo recrea, mediante influencias musicales y estéticas cercanas al cabaret y al vodevil. Pero también hay cultísimas referencias al marqués de Sade, Bertolt Brecht, Kurt Weill y Óscar Wilde: "He tratado de recoger testimonios dichos por todos estos artistas en fechas en las que parecía que el mundo se iba a acabar". Marilyn Manson, quien también respondió a las preguntas de una fan que afirmaba escribir para una publicación fetichista, confesó: "Uso mis fetiches personales en mis canciones, no para que me copien, sino para decirle a la gente que puede hacer lo mismo y sacar a la luz sus propios fetiches en libertad". También, ante la realidad de que su obra se comprende mejor en Europa que en América, afirmó: "Quiero estar en América porque mi país necesita un personaje como yo: que provoque y saque a la luz los tabúes. Aunque, de todos modos, América está jodida conmigo y sin mí".

Antes de la comparecencia de Marilyn Manson, en el mismo escenario de la sala Galileo de Madrid, Julio Muñoz y Álvaro Ruiz, organizadores de Festimad, presentaban el cartel del festival, en el que destacan, entre muchas otras, las actuaciones de Manson, Deftones, Disturbed, Him, Hamlet, Skunk DF (el día 30 de mayo) y Audioslave, los veteranos Public Enemy, Mólotov, Asian Dub Foundation y los nacionales Ojos e Brujo o Sugarless (día 31).

Hasta el próximo lunes 14 de abril, los bonos para los dos días costarán 60 euros y 38 la entrada para uno de los dos conciertos, y 72 y 44 euros, respectivamente, a partir de ese día hasta la fechas de la celebración de Festimad.

Se mantienen también las actividades paralelas tradicionales del festival: Performa'03, III Certamen Nacional de Graffiti, el escenario de improvisación Overstars y el Fotomaratón por Móstoles. Prácticamente no se altera el capítulo de las subvenciones y los patrocinios del festival. En este aspecto, cabe destacar las retiradas de la empresa Metrosur y el Ayuntamiento de Madrid, cuyos responsables, "en lacónica conversación", según palabras de Muñoz, curiosamente, anunciaron su retirada hacía varias semanas, nada más presentar la organización del festival, en conferencia de prensa, el lema de Festimad 2003: "La guerra mata".

El Ayuntamiento figuró por primera vez como patrocinador de Festimad el año pasado. Pagó 33.000 euros por la celebración de tres conciertos que coincidieron con las fiestas de San Isidro. Según los responsables de Festimad, la explicación dada por el Ayuntamiento este año para su retirada fue que no hay dinero para ello, y respecto a Metrosur, que no les interesaba.

Marilyn Manson, ayer en Madrid.
Marilyn Manson, ayer en Madrid.BERNARDO PÉREZ
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS