Jaime rectifica y dice ahora que no se prevé demoler el viaducto defectuoso de la A-1

El diputado de Carreteras, Antton Jaime, enmendó ayer totalmente sus palabras sobre la demolición del viaducto dañado de la autopista Eibar-Vitoria (A-1). Un día después de declarar ante la Comisión de Hacienda de las Juntas Generales que el puente será derribado si no se garantiza su seguridad para los vehículos, Jaime afirma ahora que "los estudios técnicos ya realizados o en fase de realización permiten afirmar que, mediante la adopción de medidas de refuerzo, va a poderse garantizar la seguridad de la estructura".

El diputado se mostró "muy enfadado con la "interpretación" que realizaron ayer casi todos los medios de comunicación de sus palabras en las Juntas y quiso "desmentir categóricamente" que exista "riesgo de que se vaya a demolerse el viaducto Larreategi". A través de una nota de prensa, el resposnable de Carreteras asegura que, durante su intervención, "en ningún momento" hizo referencia al derribo del viaducto tras el "incidente" ocurrido el pasado 8 de enero, que supuso el deslizamiento de tres piezas de hormigón que quedaron ligeramente desprendidas de la estructura del puente a una altura de 75 metros. Como recogerá el Diario de sesiones de la Comisión de Hacienda, el diputado manifestó: "Si no nos garantizan plenamente la seguridad del viaducto en servicio, procederemos a su demolición".

Jaime aduce que su referencia a "una hipotética demolición" se produjo "únicamente para destacar la preocupación del Departamento de Carreteras por la seguridad en servicio del viaducto y nunca como medida a la que sea previsible recurrir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50