Los críticos del PP concurrirán en pueblos claves de Huelva para arrebatar votos a las listas populares

El Grupo Independiente de Huelva (Gihu), el nuevo partido político creado por militantes y cargos críticos del Partido Popular (PP), tiene el objetivo de concurrir a las próximas elecciones municipales en unas 20 localidades de la provincia onubense. En algunos de esos pueblos, como Gibraleón, Aljaraque o Punta Umbría, ubicados en las proximidades de la capital onubense, en los que la batalla electoral entre PSOE y PP se presenta especialmente virulenta, el Gihu puede tener la llave de gobierno. Los votos en esas localidades también pueden resultar muy importantes para conformar la nueva corporación de la Diputación onubense.

La presidenta de la gestora del Gihu, Ana Báñez, que fue la candidata crítica a la presidencia del PP de Huelva en el pasado Congreso provincial, fijó ayer los parámetros ideológicos del nuevo partido: "Nosotros estamos fuera de los planteamientos políticos al uso. No somos ni de derechas ni de izquierdas: Ni de ningún otro rincón ideológico. Defenderemos por encima de todo el servicio a los ciudadanos desde la cercanía", dijo.

La estrategia de los dirigentes del Gihu consiste en presentarse en público como totalmente independientes, a fin de ubicarse en un espacio electoral que no ocupa ningún otro partido del espectro político. Pero el objetivo del Gihu reside en arrebatar todos los votos posibles al PP, según fuentes de la nueva formación. Las dos candidaturas que el Gihu ha cerrado ya, en Punta Umbría y en Aljaraque, las encabezan personas que tuvieron una vinculación con el PP en su día.

Llave de Gobierno

El cartel electoral en Punta Umbría será Rafael Hernández Nevado, de 50 años, un empresario que militó en el PP. En Aljaraque concurre Manuel Figueroa, de 39 años, empresario, en otro tiempo un conocido simpatizante y colaborador del PP. Un dirigente del Gihu afirmó ayer: "Si alcanzamos la llave de gobierno en una de esas localidades sería dificilísimo que nuestro voto fuera para el candidato del PP".

Los dirigentes del Gihu reiteraron ayer su oferta de llevar a cabo una política "pegada a la calle".

Manuel Figueroa explicó a los periodistas: "En Aljaraque integramos la candidatura un grupo de vecinos que durante mucho tiempo hemos tenido esa costumbre tan española de hablar de política en la barra de los bares y de quejarnos en las tertulias que organizamos en nuestras casas. Pero hemos decidido finalmente dar el difícil paso de comprometernos en política y de trabajar por nuestro pueblo".

Por su parte, Ana Báñez subrayó que el nuevo partido defiende "la autonomía municipal y la democracia interna". Y quiso dejar clara una cosa: "Nosotros estamos en contra de la guerra: En contra, sin matices de ningún tipo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50